Archive for Uncategorized

The Horror Tour

Lucía Gascón Castillero
Society & the Environment
March 21, 2013

Executive Summary

The activity that I chose was a tour called “The Horror Tour”, in which we visited several points in the Cuenca El Ahogado, the basin along which the main river in Guadalajara, Río Santiago, passes by. The Santiago River is one of the most polluted rivers in Mexico. It receives dense toxic waste from an industrial development corridor in the state of Jalisco, as well as the sewage of Guadalajara Metropolitan Area and smaller urban centers like Ocotlán, El Salto and Juanacatlán.
This tour took place on Saturday, February 23rd, 2013, from 8 in the morning to 4 in the afternoon. It was organized by the members of a volunteer group in ITESO called Por Nuestro Río, which is mainly focused on the problem of the Santiago River through collective actions, communication and education. Their purpose is to build a bridge between the sectors involved in the death of the river, and participate in bringing life back to it and those who suffer its pollution from nearest. The objective of the tour was raising awareness in all the participants who attended, and who, like me, did not really know the seriousness of the problem.
The tour consisted on the following: We met at ITESO at 8 in the morning, and all took a bus to several points that have certain relevance to the Cuenca El Ahogado. The points we visited, in order, were: Capilla Tepeyac, ITESO Water Treatment Plant, San Sebastianito, Las Pintas, Santiago River, and El Ahogado Dam.
Along the tour, we met people involved in the conflict, who are directly affected by the problem of the river, and who talked to us about their personal experiences; we also met professionals, like professors or the members of the group Por Nuestro Río, who gave us explanations on the conflict to help us understand better.

Analysis

There are several actors involved in the conflict of the Santiago River, each of them holding a posture about the problematic, and therefore playing a role in it. The town halls in the Metropolitan Area, the state government, the industries throwing their waste on the river, scientists, environmental activists, and of course, the population living along or close to the river, are all amongst these actors.
According to what we saw in class, when it comes to the environment people appeal to different ethical principles or values to justify their particular vision of nature. On one side, the municipal and state governments are behaving with indifference, not doing anything significant about the problem because they do not take responsibility for it, but they attribute it to one another. The only relevant action that took place recently was the installation of a water treatment plant near the industrial corridor, which removed both the odor and the foam present in the water, but not the toxics or the chemicals.
On the other side, there are the industries that shape the El Salto industrial corridor, which hold a vision of economic growth. As long as they keep getting wealthier, there is nothing they are willing to change. As long as they can produce the greatest amount of goods for the smallest amount of money, they will not turn to cleaner energies, better infrastructure, and most importantly, they will not stop throwing their residual waters to the river. There have been more than 40 illegal downloads of residual waters into the river discovered by the authorities, yet these companies have not been punished. Anthropocentrism could also fit in their ethics, since they are not giving nature the value it deserves; they are behaving like the environment (the river in this case) is at the service of their needs and is valuable in as much as it serves their needs.
Scientists and environmental groups defend biodiversity, intergenerational justice, and sustainable development. They defend biodiversity because most of the species that used to inhabit the river and surroundings are gone, and it is fundamental to preserve the few that are left if the river wants to show any sign of environmental health at all. They defend intergenerational justice because we are currently compromising the future of unborn generations; they have the right to enjoy the same standard of living that we aspire to, but the only bill we are passing on to them is sickness, disease, ecological disaster, and a toxic river. Sustainable development is equally important because the Santiago River and its waters are being exploited in a way that will lead to their eventual depletion. The environmental organizations currently involved in the problem are: The COFEPRIS (Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios), a government agency; and Un Salto de Vida and Greenpeace, both non-governmental organizations. At Las Pintas, we met members from a collective called Colectivo Precaución, who told us about their labor of diffusion in this neighborhood, because people do not know about the problem with the water; unfortunately, we were told that they are not given much attention by most people, since it is obvious that a community with no education on the topic lack both awareness and interest.
Finally, the people in the communities close to the river, such as El Salto and Juanacatlán, are the most affected by the river pollution. Its impact on health has been denounced by these local residents and physicians, who have observed an increase in the incidence of diseases such as cancer and leukemia, as well as in the number of spontaneous abortions, respiratory problems and skin rashes. However, in the absence of epidemiological studies, government officials tend to deny the existence of any link between these health problems and the pollution of the Santiago River. Their vision on the problem involves local-stakeholder preference, because they are the original inhabitants of the area, and they should take preference over other stakeholders in conflicts affecting that area.
At El Salto industrial corridor I saw the most shocking things from all the points visited during the tour. The air was so corrosive that the wiring was completely rusty, and there were signs warning people not to touch the water for safety.
Overall, we noticed that in Mexico water is not given the value that it deserves; we realized the interesting fact that none of the buildings located along the creeks of the basin are actually facing them, but turning their backs to the stream.

Personal Reflection

This activity was very valuable for me because it really helped me realize what is going on in the world, in my country, and not too far away, in my own town; furthermore, it made me realize my role as an environmental actor too.
The government incompetence is what shocks me the most. I am disappointed on my country because during the tour I gathered enough evidence to say that the authorities’ intentions are only to cover the problem, to cover the obvious, the noticeable, in order to say that everything is working fine. Are they ever going to attack the root problem though? Are they ever going to halt these companies from downloading their waste into the Santiago River? Are they ever going to stand up for our resources, our ecosystems, and defend our biodiversity? Are they ever going to give the river the value it deserves for carrying our waste all these years?
When it comes to the industries, I think we are talking about enterprises with “double moral”, since they dare call themselves “socially responsible” or claim to have a “social compromise” by telling people to plant trees or to recycle, when on our backs they are throwing all their toxic waste to our own rivers. Can company owners really care that much about money? Do they ever think about the impact of their actions on our people, health and nature?
I realized this is where my role as an environmental actor becomes important. I think that conflicts like the one concerning the Santiago River and its health require both social pressure and citizen participation. Collective actions can achieve more than individual ones, and there are already several groups working in favor of a change.
Management and control are also fundamental in solving a conflict. Municipal and state authorities should be responsible for managing and controlling the industries’ irresponsible actions. Nature is so wonderful that it has proven its capacity to recover by itself. If residual waters containing chemicals and other toxic substances stop getting thrown into the river, the water will eventually become clean and recover its health.
In the meantime, diffusion is elemental to draw public attention to the conflict, and I realized that it is also my duty to spread the word, to diffuse all of this information, and to let the people in Guadalajara and surroundings know what is going on.
As for myself, I share the same vision with scientists and activists because I defend the ethics of sustainable development, intergenerational justice, and biodiversity. Furthermore, I see this problem form the point of view of respect for the sacred, because our Mother Earth provides us with life, and we are responding with damage and disrespect for it. Also, I sustain a vision of solidarity with all the people that are being exposed to the hazards of the river pollution, and who are currently suffering from cancer, intestinal problems, or even death without any possible alternative but conforming; the river carries the waste of all of us, so we should compromise with these people too. I think the impact of the Santiago River’s health is reaching serious social and environmental consequences, but it is never too late to start recuperating what is left, and to recover what is already gone.

Oscar Olivera en el Cine de Afuera TAPATISTA

El día martes 7 de mayo alrededor de las 20:00 horas, desde Cochabamba, Bolivia,Oscar Olivera -portavoz de la Coordinadora para la Defensa del Agua y la Vida-y Gabriel Rodríguez –de la Fundación Abril- nos acompañaron en el Cine de Afuera que organizamos desde el Colectivo TAPATISTA: un espacio completamente autónomo donde pretendemos generar un contrapeso a la mercantilización e imposición de la cultura audiovisual, casi siempre propagandística, con una mirada occidental y sin derecho de réplica.

En esta ocasión, en el marco del foro “Porque sabemos que otra gestión del agua es posible” que se organizó desde el Frente Amplio en Defensa del Agua y contra su Privatización (FADAP), nos adherimos a esta jornada por la defensa del agua. Proyectamos el documental “Oro Azul: las guerras del agua en el mundo” dirigida por Sam Bozzo e inspirado en el conocido libro de MaudeBarlow y Tony Clarke “Oro Azul: las multinacionales y el robo organizado de agua en el mundo”.

Previa y posteriormente al documental, Oscar y Gabriel nos compartieron sus experiencias en la guerra por el agua en el 2000 en Cochabamba y sus posteriores acciones y reflexiones, que están fuertemente ligadas a la autodeterminación y a la autonomía como pueblo, como comunidad.

Oscar nos comentó la importancia de resignificar el territorio pues para ellos y ellas, “el territorio no es solo un espacio geográfico –como nos han hecho creer- nosotros hemos ido comprendiendo en el terreno práctico, en la lucha concreta, que el territorio tiene una dimensión más allá, que el territorio es un espacio de construcción de comunidad, un espacio donde convivimos con la naturaleza, el territorio es un lugar donde la gente toma las decisiones de manera autónoma, el territorio es un espacio de ejercicio democrático”.

En Jalisco vemos que se libran batallas, guerras, por la defensa del agua, es decir por la defensa del territorio. Guerras con víctimas y victimarios, que desde una cúpula burocrática se sirven del sustento de los pueblos y de los demás seres vivos con quienes ellos coexisten de manera armónica. Esta cúpula burocrática de los organismos para la “gestión de agua” es conocida por los habitantes de Temacapulín como la hidromafia (titulares de CEA, CONAGUA, SIAPA, etc.), quienes sirven no solo a sus bolsillos, sino en mayor medida a los de las grandes corporaciones trasnacionales que codician la vida por medio del agua como un bien económico, mismas que han estado presentes en Cochabamba y en muchas otras partes del mundo donde se ha privatizado o intentado privatizar el agua y donde se ha socializado la muerte y el dolor.

Oscar nos compartió que “desde la visión andina el agua no puede convertirse en una mercancía, no puede ser propiedad de nadie, mucho menos de un empresario trasnacional”, pues “es un regalo generoso de la madre tierra”, y esto fue lo que hizo que se movilizara la gente en Cochabamba. En este sentido, Gabriel complementaba que la manera en que han logrado combatir a los gobiernos que allá han intentado lucrar con el agua ha sido por medio de la acción colectiva, pues esta “es el motor de la historia, las movilizaciones son las que generan los grandes cambios a final de cuentas” y ese mensaje no ha quedado solo en el discurso, defendiendo los sistemas para una gestión comunitaria del agua.

Nos identificamos enteramente con las palabras de Gabriel cuando señaló que “la privatización no solo es ir y vender a empresas extranjeras, sino que es también la idea del despojo, el despojo de tu forma de vivir, de tu forma de pensar, de tu palabra, el introducirte la mentira de que la política está solo en los partidos políticos. Todos nosotros somos entes políticos y hacemos política cada día, porque la política es la propulsión creativa, es tomar en nuestras riendas nuestro destino”. Pretendemos reivindicarnos como actores políticos que desde nuestro entorno podamos construir autonomías, generando diálogos y reconocimientos, “crear un nuevo paradigma civilizatorio, como un verdadero cambio que sea alternativo al capital y a las relaciones mediadas por él”, como concluía Gabriel al final de la charla.

Nos compartió también al final Olivera: “con nuestros hermanos y hermanas de Temaca nos hemos contado nuestras luchas, nuestras historias, hemos llorado juntos, hemos llorado de verdad nuestras penas, nuestras angustias pero también hemos llorado que estamos dispuestos a seguir peleando y que no nos vamos a dejar vencer por nadie”.
Así nosotros, nosotras, poco a poco, paso a paso, seguiremos asumiendo nuestra responsabilidad política-histórica accionando y reflexionando, pues pueblos, comunidades, hombres y mujeres, han resistido para que este mundo no sea consumido por los enemigos más poderosos a quienes incluso han derrotado, desde Cochabamba hasta Temaca, desde Chiapas hasta Palestina, o desde la fábrica hasta la universidad. Nos toca construir ese otro paradigma, ese otro mundo.

Desde esta ocupación del espacio público queremos retomar el simbolismo del Cine Estudiante –Av. Vallarta y Escorza- como punto de encuentro popular para todas y todos. Hemos ido tejiendo redes no solo con universidades, también con colectivos y organizaciones de Guadalajara y de otras partes del mundo.
Todos los viernes a las 20:00 horas en el Cine Estudiante es la cita con la autodeterminación y la colectividad.

Colectivo TAPATISTA

 

Reforma al acceso de agua

El pasado 8 de Febrero del año presente el Diario Oficial de la Federación publicó el decreto que cambia el artículo 4to de la constitución, cambiando el párrafo 5to y añadiendo el 6to. Citados aquí:

“Toda persona tiene derecho a un medio ambiente sano para su desarrollo y bienestar. El Estado garantizará el respeto a este derecho. El daño y deterioro ambiental generará responsabilidad para quien lo provoque en términos de lo dispuesto por la ley.

Toda persona tiene derecho al acceso, disposición y saneamiento de agua para consumo personal y doméstico en forma suficiente, salubre, aceptable y asequible. El Estado garantizará este derecho y la ley definirá las bases, apoyos y modalidades para el acceso y uso equitativo y sustentable de los recursos hídricos, estableciendo la participación de la Federación, las entidades federativas y los municipios, así como la participación de la ciudadanía para la consecución de dichos fines.”

No es difícil prever como estos cambios significan una mejora en cuanto a los derechos del agua. Sin embargo en una lectura técnica, se extrae que “Toda persona tiene derecho al acceso, disposición y saneamiento de agua para consumo personal y doméstico” , dándole especial atención a consumo personal y doméstico, uno concluye que la ley favorece al uso personal sobre el uso industrial, agrícola o de otro tipo.

Este es el puto principal que sobresale del decreto, una postura de prioridad al ciudadano y usuario doméstico, lo que presenta un marco bastante esperanzador e interesante de cómo piensa ejercerse esta postura. Falta ahora que la ciudadanía estemos al tanto del seguimiento de esta ley, y como el gobierno mantiene esta política.

 

Transformación

Nuestra caca les caga, pero nuestra concepción de la naturaleza más, la problemática ambiental del río Santiago se debe a la concepción actual que rige el manejo de recursos naturales. La degradación ambiental es una transformación, consecuencia de la visión instrumentalista del entorno natural. A su vez, la conciencia de saberse en un ambiente degradado y todas las consecuencias que tiene sobre el bienestar, provoca una transformación de paradigmas en la utilización de recursos.

Ir a la Cuenca del Ahogado no es sólo una visita a nuestros desechos sanitarios y demás externalidades, sino es ver un río vuelto cañería, oler una peste propia de cloacas que debieran ser subterráneas y oír voces indignadas que llaman a esto hogar. Pero la experiencia sensorial impactante es sólo el comienzo, estar ahí forzosamente nos hace pensar ¿qué ha pasado aquí para que esté así? ¿Cuándo empezó? ¿De quién es culpa y por qué no para?

Comenzando por Las Pintas, lo que se ve es una presa de aguas residuales pestilente, con un puesto de fruta a un lado y gente viviendo a no más de dos metros de ahí. Sólo basta oír unas anécdotas para saber que ese lugar no siempre fue así. Solía ser un cuerpo de agua disfrutable para los habitantes de la región, tal es el caso que tiene rampas para hacer ski acuático, casas de campo a los alrededores y memorias de un entorno bello.

Platicando con quien sabe de la geografía de la región, se sabe que la colonia la Huizachera es un humedal, donde convergen naturalmente aguas de toda la región. Los humedales naturalmente son ecosistemas híbridos entre lo acuático y terrestre provocando una gran biodiversidad y potencial de servicios ambientales. Hoy en día es una colonia bastante marginada, abatida por la contaminación de agua al aire libre, la urbanización no planeada e ineficiente, aunada a varios problemas sociales de salud y seguridad.

Si las aguas sucias que corren a dos pasos de una casa no son suficientes, definitivamente la vista de cúmulos enormes de espuma blanca corriendo en los ríos debe causar una reacción. Ríos que en teoría deberían acarrear agua, sedimentos y vida ahora llevan el producto de contaminantes de fosforo y azufre (entre muchos otros) que generan acumulaciones enormes de espuma blanca. Dejando ya a un lado buscar el estado natural de las cosas, este escenario no puede convivir con la búsqueda de bienestar y calidad de vida.

El ícono de todas estas desgracias ambientales se ven entre El Salto y Juanacatlán (los dos municipios más afectados), la cascada El Salto de Juanacatlán donde pueden sentirse baños de espuma residual, olerse la peste de las cloacas y presenciar los remolinos de espuma que invaden todo el escenario. A esta cascada se le decía el Niagara Mexicano, anécdotas revelan que antes era la atracción turística de la región, un paraíso natural del que disfrutaban los locales y visitantes. Hoy es un río lleno de mierda.

El estado actual de las cosas es consecuencia de un proceso, de una transformación a través de tiempo. Esta podría atribuírsele fácilmente a la industria irresponsable, al mal gobierno o a una ciudadanía no participativa. Pero la realidad es que es un problema complejo con muchos actores, donde si bien están presentes las situaciones mencionadas, en el fondo subyace una concepción de la naturaleza instrumentalista insustentable.

El uso de recursos que impera en la actualidad es uno neoclásico donde no se toman en cuenta los insumos naturales que se consumen (sólo su costo de extracción), ni los residuos que se generan por el consumo. Esto se debe a la concepción de que la naturaleza brinda recursos inagotables, y que los pasivos ambientales y externalidades pertenecen al medio natural. Esta visión no es sólo antropocéntrica sino insostenible a largo plazo.
A través del mecanismo económico es entonces cómo este pensamiento neoclásico a cerca de la naturaleza ha transformado la misma. Debe considerarse también que en el tiempo en que se desarrolló este pensamiento, la escasez de recursos naturales como la vemos hoy no era previsible. El surgimiento de este pensamiento obedeció a su contexto temporal, sin embargo hoy en día las circunstancias son otras, y por tanto los paradigmas deberían responder a la escasez y degradación ambiental presente.

La transformación de la cuenca de El Ahogado es producto de nuestras concepciones de economía y naturaleza, sin embargo pueden ser también una invitación brusca, por no decir golpe de realidad, para cuestionar esos conceptos con los que manipulamos el entorno natural. Suena sólo lógico que a través de ser conscientes del estado de degradación natural actual podamos empezar a cambiar los paradigmas que lo llevaron a tal degradación en primer lugar.
Entonces el medio natural en sí mismo también transforma y establece los conceptos y modelos que rigen nuestra utilización de recursos. Esto puede entenderse desde esperar hasta que la misma escasez y degradación limite el desarrollo como se entiende actualmente y obligue a repensarlo o la toma de conciencia a partir de ver cómo el sistema está fallando para ciertos actores de la sociedad.

(ensayo)

Esta última reacción es la que me provocó el Tour del Horror, la necesidad de cuestionar los pensamientos básicos que rigen el sistema en el que hemos permitido que esto pase. Buscar alternativas donde el capital humano, social y natural no se comprometa sólo por el capital financiero. Necesitamos un cambio de paradigmas y conciencia, nos lo grita el entorno natural.

Las transformaciones que hacemos al medio se rigen por la conceptualización de nuestra relación con la naturaleza y es razonable pensar que al cambiar esta relación, la conceptualización se tenga que adaptar. Este punto no es una cuestión de conservación por el fin de conservación mismo, sino una actualización al modo de pensar nuestra relación con el medio ambiente, y como construimos modelos sociales y económicos entorno a este. La transformación del entorno es necesaria, pero también es necesario transformar el modo en el que lo hacemos.

Rafael Chávez García Silva
26 Marzo 2012

Voces y miradas del Campo de Jalisco

Red de Alternativas Sustentables Agropecuarias de Jalisco

Acceso, disposición y saneamiento del agua:Derecho constitucional


La huizachera

El pasado 29 de septiembre, el Senado de la República aprobó una reforma del artículo cuarto, donde se trata el derecho a gozar de un medio ambiente. Ahora incluye el derecho al acceso, disposición y saneamiento del agua para uso personal y doméstico de forma suficiente, salubre, aceptable y asequible.

El Senado tuvo 91 votos a favor, mostrando el interés por el tema en la agenda. Lo siguiente es conseguir que el Estado haga lo correspondiente para que la distribución sea sustentada y equitativa. De la misma forma garantizar el respeto a la ley, generando responsabilidades para quienes provoquen daño y deterioro en las fuentes de agua.

Falta también que los diferentes congresos estatales den el visto bueno, y que el Senado termine de incorporar las disposiciones relativas al derecho a un medio ambiente sano. También es necesaria la formación de politicas públicas y compromisos sociales para que haya un respeto integral, ya que de nada servirá tenerlo en la consitución si no hay una acción colectiva por su respeto.

 

Fuentes:

El derecho al agua por Daniella Giacomán en MILENIO

Senado aprueba derecho al agua por Ricardo Gómez en El Universal

Aprueba Senado que el agua sea un derecho constitucional por Blanca Botello en La Crónica de Hoy

 

Panel en el CUSCH

Panel en CUSCH

William Quinn

POR NUESTRO RIO: visitando universidades con The Wake Cup

El pasado martes 4 de Octubre parte del voluntariado por nuestro río acudió a la invitación hecha por el movimiento “The Wake cup” para participar en la conferencia “Hacia una armonía ambiental”. En dicha conferencia participó exponiendo el tema del río Santiago el profesor Bill Quinn  (miembro del voluntariado Por Nuestro Río) y la Dra. Raquel Gutiérrez (profesora investigadora de  CUCSH) quién hablo sobre la necesidad de realizar políticas públicas y aplicar las que ya están dentro del marco legal, para avanzar en el saneamiento del Santiago.

La conferencia inicio en punto de las 13:20 hrs. en el auditorio Silvano Barba en las instalaciones del CUCSH, comenzando con una breve contextualización de algunas ciudades que se identifican por sus río, Bill explicó lo importante que llega a ser un río para una ciudad y como Guadalajara tiene uno pero lamentablemente muy contaminado.  Dentro de la exposición también explicó que el río no ha estado en esas condiciones toda su vida, sino que años atrás era fuente de vida y  daba sustento a sus alrededores. Lamentablemente a lo largo del tiempo con los procesos de industrialización y el llamado “desarrollo”, entre otros factores, se ocasionó que poco a poco el Río Santiago se esté acabando.

Las principales  fuentes de contaminación que Bill mencionó,  son las siguientes:

  • Aguas Negras de la ZMG

-          11,000 litros de aguas negras por segundo no son tratados  y llegan a los límites del río.

  • Residuos  Sólidos

-          3,000 toneladas de basura llegan al basurero de Los Laureles ubicado a los límites del río Santiago, además de los lixiviados de los otros dos basureros importantes de la ZMG.

  • Residuos industriales  y agropecuarios

-          Se ha detectado diferentes metales dentro del río como: plomo, zinc, mercurio, cromo arsénico, entre otros.

Para concluir la conferencia se realizó una tanda de preguntas por parte de público y se invito a los presentes a realizar micro-acciones dentro de sus alcances para de esta forma hacernos conscientes de nuestra relación con el río. Al finalizar varios presentes acudieron al punto de información del voluntariado, cuyo objetivo es  que las personas puedan concientizarse ante la problemática que hoy en día aqueja a las zonas aledañas del río como lo es el Salto, Juanacatlan, San Cristóbal de la Barranca, entre otras.

 

Por: Ana Emilia Palacios Flores

¡Cuida el agua! Spots radiofónicos para llevar.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.

Semana a semana estaremos subiendo por acá estos spots radiofónicos producidos por radialistas.net.

¡Que los disfruten!

¿De dónde viene y a dónde va el AGUA que consumimos?

El agua que desechamos después de usarla NO desaparece NI se limpia sola… el río Santiago la recibe

La zona metropolitana de Guadalajara (ZMG) es el segundo centro urbano más poblado de México con un aproximado de 4 millones y medio de habitantes, y se conforma principalmente por los municipios de Guadalajara, Zapopan, Tlaquepaque, Tonalá y Tlajomulco de Zúñiga.

El acelerado crecimiento que ha presentado la ZMG en los últimos años, además de representar un reto para el desarrollo urbano, representa un gran consumo de recursos y energía, y una producción desmedida de desechos.

La ZMG es rodeada por el río Santiago, el cual inicia su recorrido desde el lago de Chapala, nuestra principal fuente de abastecimiento de agua. El consumo promedio de agua por habitante al día, dentro de la ZMG supera lo recomendado por la Comisón Nacional del Agua, e incluso, a los estándares internacionales, pues llega a exceder los 250 litros por habitante al día.

El problema generado por el alto consumo de agua, no termina allí, pues una vez que la utilizamos tiene que ir a algún lugar. Idealmente, nuestras aguas residuales deberían ser tratadas en plantas especializadas para luego ser vertidas a algún cuerpo de agua. Desafortunadamente, en nuestra realidad, la mayoría de nuestras aguas sucias van a dar directamente al río Santiago.

En total, según datos del INEGI, la ZMG descarga 630 millones de litros de aguas residuales diariamente, lo que equivale aproximademente a ¡252 albercas olímpicas de aguas sucias! De las cuales tan sólo se trata el 2% de ellas.

Del  total, nosotros con nuestras descargas domésticas contribuimos con el 84% de las aguas sucias que se vierten al río, por lo que esto nos convierte en actores directos de la calidad actual del agua que circula por el río Santiago aguas debajo de la ciudad.

¿Qué queda por hacer como poblador de la ZMG?

Sé un usuario responsable:

  • Disminuye tu consumo de agua: mientras menos la usamos, menos la contaminamos.
  • Utiliza productos de limpieza biodegradables y amigables con el medio ambiente.
  • Exige a nuestras autoridades tarifas de agua justas y un saneamiento de nuestras aguas residuales: el que más usa y más contamina, paga más para que existan los recursos económicos necesarios para el tratamiento de nuestras aguas sucias.

FUENTES CONSULTADAS

Gobierno del estado de Jalisco, Zona Metropolitana de Guadalajara, disponible en: http://www.jalisco.gob.mx/wps/portal/!ut/p/c4/04_SB8K8xLLM9MSSzPy8xBz9CP0os3gzb2djr1AXEwMDZ3NLA08DF09flyBfI1MvE_2CbEdFAKYcPIw!/

Durán, J. Juan Manuel, Crisis ambiental en el lago de Chapala y abastecimiento de agua para Guadalajara. (Economía regional). Ver en: http://www.allbusiness.com/professional-scientific/accounting-tax/839240-1.html

SEMARNAT, 2002, Dirección de Estadística e Indicadores Ambientales, Ambiente Urbano, disponible en: http://app1.semarnat.gob.mx/dgeia/estadisticas_ambientales/compendio/05ambiente_urbano/zmg.shtml

 

Blog WebMastered by All in One Webmaster.