Archive for Agua

The Horror Tour

Lucía Gascón Castillero
Society & the Environment
March 21, 2013

Executive Summary

The activity that I chose was a tour called “The Horror Tour”, in which we visited several points in the Cuenca El Ahogado, the basin along which the main river in Guadalajara, Río Santiago, passes by. The Santiago River is one of the most polluted rivers in Mexico. It receives dense toxic waste from an industrial development corridor in the state of Jalisco, as well as the sewage of Guadalajara Metropolitan Area and smaller urban centers like Ocotlán, El Salto and Juanacatlán.
This tour took place on Saturday, February 23rd, 2013, from 8 in the morning to 4 in the afternoon. It was organized by the members of a volunteer group in ITESO called Por Nuestro Río, which is mainly focused on the problem of the Santiago River through collective actions, communication and education. Their purpose is to build a bridge between the sectors involved in the death of the river, and participate in bringing life back to it and those who suffer its pollution from nearest. The objective of the tour was raising awareness in all the participants who attended, and who, like me, did not really know the seriousness of the problem.
The tour consisted on the following: We met at ITESO at 8 in the morning, and all took a bus to several points that have certain relevance to the Cuenca El Ahogado. The points we visited, in order, were: Capilla Tepeyac, ITESO Water Treatment Plant, San Sebastianito, Las Pintas, Santiago River, and El Ahogado Dam.
Along the tour, we met people involved in the conflict, who are directly affected by the problem of the river, and who talked to us about their personal experiences; we also met professionals, like professors or the members of the group Por Nuestro Río, who gave us explanations on the conflict to help us understand better.

Analysis

There are several actors involved in the conflict of the Santiago River, each of them holding a posture about the problematic, and therefore playing a role in it. The town halls in the Metropolitan Area, the state government, the industries throwing their waste on the river, scientists, environmental activists, and of course, the population living along or close to the river, are all amongst these actors.
According to what we saw in class, when it comes to the environment people appeal to different ethical principles or values to justify their particular vision of nature. On one side, the municipal and state governments are behaving with indifference, not doing anything significant about the problem because they do not take responsibility for it, but they attribute it to one another. The only relevant action that took place recently was the installation of a water treatment plant near the industrial corridor, which removed both the odor and the foam present in the water, but not the toxics or the chemicals.
On the other side, there are the industries that shape the El Salto industrial corridor, which hold a vision of economic growth. As long as they keep getting wealthier, there is nothing they are willing to change. As long as they can produce the greatest amount of goods for the smallest amount of money, they will not turn to cleaner energies, better infrastructure, and most importantly, they will not stop throwing their residual waters to the river. There have been more than 40 illegal downloads of residual waters into the river discovered by the authorities, yet these companies have not been punished. Anthropocentrism could also fit in their ethics, since they are not giving nature the value it deserves; they are behaving like the environment (the river in this case) is at the service of their needs and is valuable in as much as it serves their needs.
Scientists and environmental groups defend biodiversity, intergenerational justice, and sustainable development. They defend biodiversity because most of the species that used to inhabit the river and surroundings are gone, and it is fundamental to preserve the few that are left if the river wants to show any sign of environmental health at all. They defend intergenerational justice because we are currently compromising the future of unborn generations; they have the right to enjoy the same standard of living that we aspire to, but the only bill we are passing on to them is sickness, disease, ecological disaster, and a toxic river. Sustainable development is equally important because the Santiago River and its waters are being exploited in a way that will lead to their eventual depletion. The environmental organizations currently involved in the problem are: The COFEPRIS (Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios), a government agency; and Un Salto de Vida and Greenpeace, both non-governmental organizations. At Las Pintas, we met members from a collective called Colectivo Precaución, who told us about their labor of diffusion in this neighborhood, because people do not know about the problem with the water; unfortunately, we were told that they are not given much attention by most people, since it is obvious that a community with no education on the topic lack both awareness and interest.
Finally, the people in the communities close to the river, such as El Salto and Juanacatlán, are the most affected by the river pollution. Its impact on health has been denounced by these local residents and physicians, who have observed an increase in the incidence of diseases such as cancer and leukemia, as well as in the number of spontaneous abortions, respiratory problems and skin rashes. However, in the absence of epidemiological studies, government officials tend to deny the existence of any link between these health problems and the pollution of the Santiago River. Their vision on the problem involves local-stakeholder preference, because they are the original inhabitants of the area, and they should take preference over other stakeholders in conflicts affecting that area.
At El Salto industrial corridor I saw the most shocking things from all the points visited during the tour. The air was so corrosive that the wiring was completely rusty, and there were signs warning people not to touch the water for safety.
Overall, we noticed that in Mexico water is not given the value that it deserves; we realized the interesting fact that none of the buildings located along the creeks of the basin are actually facing them, but turning their backs to the stream.

Personal Reflection

This activity was very valuable for me because it really helped me realize what is going on in the world, in my country, and not too far away, in my own town; furthermore, it made me realize my role as an environmental actor too.
The government incompetence is what shocks me the most. I am disappointed on my country because during the tour I gathered enough evidence to say that the authorities’ intentions are only to cover the problem, to cover the obvious, the noticeable, in order to say that everything is working fine. Are they ever going to attack the root problem though? Are they ever going to halt these companies from downloading their waste into the Santiago River? Are they ever going to stand up for our resources, our ecosystems, and defend our biodiversity? Are they ever going to give the river the value it deserves for carrying our waste all these years?
When it comes to the industries, I think we are talking about enterprises with “double moral”, since they dare call themselves “socially responsible” or claim to have a “social compromise” by telling people to plant trees or to recycle, when on our backs they are throwing all their toxic waste to our own rivers. Can company owners really care that much about money? Do they ever think about the impact of their actions on our people, health and nature?
I realized this is where my role as an environmental actor becomes important. I think that conflicts like the one concerning the Santiago River and its health require both social pressure and citizen participation. Collective actions can achieve more than individual ones, and there are already several groups working in favor of a change.
Management and control are also fundamental in solving a conflict. Municipal and state authorities should be responsible for managing and controlling the industries’ irresponsible actions. Nature is so wonderful that it has proven its capacity to recover by itself. If residual waters containing chemicals and other toxic substances stop getting thrown into the river, the water will eventually become clean and recover its health.
In the meantime, diffusion is elemental to draw public attention to the conflict, and I realized that it is also my duty to spread the word, to diffuse all of this information, and to let the people in Guadalajara and surroundings know what is going on.
As for myself, I share the same vision with scientists and activists because I defend the ethics of sustainable development, intergenerational justice, and biodiversity. Furthermore, I see this problem form the point of view of respect for the sacred, because our Mother Earth provides us with life, and we are responding with damage and disrespect for it. Also, I sustain a vision of solidarity with all the people that are being exposed to the hazards of the river pollution, and who are currently suffering from cancer, intestinal problems, or even death without any possible alternative but conforming; the river carries the waste of all of us, so we should compromise with these people too. I think the impact of the Santiago River’s health is reaching serious social and environmental consequences, but it is never too late to start recuperating what is left, and to recover what is already gone.

¿A dónde van tus desechos?, tapatío

La zona actual de descarga de basura

La zona actual de descarga de basura

El sábado, 15 de octubre, se dieron cita unos 20 alumnos del ITESO para visitar varios sitios relacionados con la contaminación del Río Santiago. La primera parada fue la Presa del Ahogado donde se pudo observar un panorama desalentador, viendo que la capacidad de saneamiento de agua de los humedales es notoriamente sobrecargada por la contaminación de la presa. La propuesta actual consiste en una macro-planta de tratamiento de agua, sin embargo aún se cuestiona el funcionamiento de esta, al ser planeada para sanear descargas municipales siendo que recibe también industriales.

Se continuó hacia Los Laureles, un relleno sanitario a cargo de la empresa CAABSA Eagle. Este es el lugar donde llegar los residuos sólidos de la Zona Metropolitana de Guadalajara (ZMG), a excepción de los municipios de Zapopan y Tlaquepaque. Después de explicar el funcionamiento de un relleno sanitario y su uso de geomembranas para no afectar el ambiente, se explicó que este relleno aumenta sus prácticas de seguridad ambiental para obtener una mayor prorroga en su captación de residuos.

Cuando se abrió Laureles, recibía aprox. 1000 toneladas de basura al día; ahora debe acomodar 3000 toneladas al día. El 50% es basura orgánica, y el otro 50% inorgánica: metales, vidrio, plástico, garras. En cuanto a la separación de residuos, el personal de Laureles aseguró que los pepenadores hacen labor de separación, y que a pesar de que los camiones recolectores lleven todo junto, la basura es separada al final, por lo que se alienta la continuación de separar residuos.

En una última parada se visitó la cascada de El Salto, uno de los puntos más representativos de la contaminación del río Santiago, donde se pueden observar cúmulos de espuma (causada por nitratos) en toda el agua y flotando alrededor de la cascada, el olor tampoco es desapercibido al impregnar todo con aroma a desechos humanos y cloaca. En este punto los estudiantes y maestros se encontraron con activistas locales, voceros de los afectados por la contaminación del río, quienes discreparon con la afirmación del buen manejo de los Laureles, ofreciendo mostrar evidencia.

 

Para leer ésta crónica completa, haz clic aquí.

Visita a la cascada: el río Santiago a la salida de Juanacatlán.

¿Qué es eso verde?

Visitamos el lugar más asqueroso que he olido la semana pasada. Pensaba que los baños públicos, las calles, las alcantarillas y los canales eran una porquería, pero nunca había inhalado la peste del agua verde ni el hedor de la “espuma que mata”. Quisiera que la problemática se redujera a un aroma, pero no es así. Aquí me limito a compartir un poco de lo que pude ver, en vista de que no hay dispositivo que capte muchos otros sentidos.

Nos fuimos acercando al lugar. Un compañero no resistió y se cubrió la nariz con un paño. Yo no dejaba de sentir comenzón en el brazo izquierdo.

Más cerca…

No soy experto en química pero estoy seguro de que “agua” no significa eso que vimos ahí.

La espuma que mata…

La gente antes se bañaba en ese río. ¡Mi propio abuelo pescaba ahí! ¿Qué pasó?

¿Agua?

Creo que un acercamiento a la imagen anterior es conveniente. Alguien por favor explique qué es ese fluido. Entiendo que la gente diga que el verde es vida pero yo no me arriesgaría a tomar un vaso con agua extraída de ahí.

¿Qué es eso verde?

Realmente veo las fotografías y siento náuseas. Quien no las sienta después de un rato de observar esto debe tener un estómago muy fuerte o debe necesitar lentes con mucho aumento.

Adiós Juanacatlán.

La visita no fue muy larga, pero sí fue suficientemente ilustrativa. A unos metros del lugar aparece el letrero que se muestra a continuación.

Sí: tierra, bosque… ¿río, agua?

Eso de “gobierno municipal 2010-2012″ me hace pensar que vienen tiempos de elecciones. Las acciones -no sólo propuestas- de saneamiento deberán ser un factor relevante a considerar al momento de tomar una decisión. ¿Quién? ¿Qué político se apuntará para trabajar en esto? Como ciudadanos no podemos dejar de insistir: la problemática nos involucra a todos.

Entre cuatro cerros, los ojos del mundo están puestos en Temaca

“Entre cuatro cerros se encuentra mi pueblo, entre cuatro cerros se encuentra mi hogar. Entre cuatro cerros se encuentra Temaca, pueblito escondido donde yo crecí…”. Así comienza la canción que hoy puede escucharse en todo el mundo, a través de las voces de habitantes del pueblo que resuenan en periódicos y espacios virtuales, o de vídeos en internet y boletines de prensa: los ojos del mundo están puestos en Temaca. Sin embargo, el proyecto de la presa El Zapotillo sigue en pie y los habitantes que serían desplazados por su construcción “o se salen o se ahogan”, de acuerdo con las palabras de Raúl Iglesias Benítez, gerente regional del Organismo Cuenca Lerma-Santiago-Pacífico de la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA) en enero del 2008.

 

Hoy la lucha de los pobladores de Temaca, Acasico y Palmarejo continúa y hace casi tres años de la promesa del Gobernador de Jalisco a la comunidad de Temacapulín, quien dijo que no haría nada al pueblo y que la construcción de la represa no se realizaría si la mitad de la población -más un habitante, para ser mayoría- negara la propuesta. Este mismo año, se realizó en enero una consulta comunitaria y resultó que el 98% de la población de Temacapulín rechazó la construcción de la presa El Zapotillo. Sea porque el gobernador no conoce matemáticas básicas o simplemente porque no pudo cumplir su promesa, los habitantes del pequeño pueblo en el municipio Cañadas de Obregón se plantaron frente a la obra el 28 de marzo para exigir la suspensión definitiva de las obras, en cumplimiento con la recomendación 35/2009 de la Comisión Estatal de Derechos Humanos en Jalisco (CEDHJ).

 

La presa el Zapotillo es un proyecto impulsado por la CONAGUA y que pretende abastecer de agua potable a la ciudad de León, Guanajuato, la región de los Altos de Jalisco y ahora presuntamente también a una porcentaje de la población de la Zona Metropolitana de Guadalajara (Z.M.G.) por 25 años, durante los cuales las empresas ganadoras de la licitación recuperarían la inversión privada (30%) a través de la concesión del total de las ganancias obtenidas a partir del uso, manejo y distribución del agua, privatizando un bien común, que a la vez es un derecho como puntualiza el Informe sobre la situación de los Derechos Humanos en Jalisco elaborado por el Centro de Justicia para la Paz y el Desarrollo A. C. (CEPAD).

 

A lo largo de las últimas dos semanas, y como consecuencia del plantón, se llevaron a cabo mesas de diálogo entre los defensores de la causa y las autoridades correspondientes. El viernes 15 de abril terminó la cuarta mesa con funcionarios de la CONAGUA, en la que también participaron los investigadores Arturo Gleason y Mireya Acosta, expertos en temas hídricos de la Universidad de Guadalajara. Gleason Esponda reclamó que las autoridades “tienen oídos sordos”, que “no hay un solo proyecto de restauración de fugas cuando Guadalajara desperdicia más de 40 por ciento de su agua” y que México va en retroceso respecto a los sistemaa de captación hidráulica. Señaló también que nos hace falta una cultura del agua y trabajar en un proyecto integral de consumo y aprovechamiento en la Z.M.G.

 

Raúl Iglesias Benítez, presente en la mesa de diálogo, criticó que a lo largo de la discusión se demeritara a su cuerpo de expertos, el cual -en contraste con el cuerpo opositor a la presa- está compuesto únicamente por ingenieros, sin integrar un solo biólogo, antropólogo, geógrafo o psicólogo, de acuerdo con las palabras de Mónica Olvera, geógrafa por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), en entrevista para La Terminal. Asistentes a la cuarta mesa de diálogo solicitaron a Iglesias Benítez que presentara los documentos que avalaran legalmente la construcción de la presa, como la manifestación de impacto ambiental (M.I.A.), el cambio de uso de suelo, la autorización del Congreso del Estado para el desarrollo del nuevo centro poblacional y los nombres de los pobladores que presuntamente ya vendieron tierras, a lo que Iglesias respondió que ese material se mostró desde el comienzo de la obra.

 

En la lucha por detener la realización del megaproyecto no sólo participan los habitantes de los pueblos que serían afectados, sino integrantes de una variedad de colectivos y asociaciones que pugnan por una gestión integral del agua y por el respeto a los derechos humanos. Entre estas organizaciones se encuentran el Comité Salvemos Temacapulín, Acasico y Palmarejo, el Movimiento Mexicano de Afectados por las Presas y en Defensa de los Ríos (MAPDER), el Instituto Mexicano para el Desarrollo Comunitario (IMDEC), la Coalición de Organizaciones Mexicanas por el Derecho al Agua (conformada por 22 organizaciones), el Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez (PRODH) y muchas decenas de asociaciones más. ¿Qué es lo que intenta defender tremenda cantidad de agrupaciones? Definitivamente la respuesta no cabe en un sólo párrafo.

 

  • Derecho a la legalidad

Incluye el debido funcionamiento de la administración pública y la CEDHJ considera en la recomendación 35/2009 que el Gobierno de Jalisco lo violó al decidir “realizar una obra pública que independientemente de su utilidad, implicaría una serie de afectaciones que van desde el incumplimiento del marco normativo para cualquier obra pública, hasta el incumplimiento de la obligación de las autoridades de proporcionar información verídica, suficiente y oportuna que posibilite la participación en la elaboración de los programas, planes y proyectos”, de acuerdo con la recomendación mencionada.

 

  • El derecho a un medio ambiente sano.

Respecto a este derecho, se ha señalado repetidas veces que la construcción de presas no es una alternativa sustentable. El doctor madrileño en Ciencias Físicas Pedro Arrojo Agudo, fundador del concepto de la Nueva Cultura del Agua, apuntó en la presentación de un documental sobre la resistencia en Temacapulín (“Entre cuatro cerros, tres cortos y un largo”) que las grandes presas no son la tecnología dominante para tratar el tema de la gestión sostenible del agua, ya que “existen alternativas más razonables, más baratas, más sustentables”.

 

Por su parte, Gustavo Castro de Otros Mundos A. C. aparece en el documental y comenta que el 60% de los ríos del mundo han sido represados con más de 50,000 grandes presas en el mundo que producen altas cantidades de gases de efecto invernadero. “Agradecemos mucho la lucha de la comunidad de Temacapulín [...] porque en la medida que evitan que una presa más se construya, en esa medida habrá menos calentamiento global, habrá menos pobreza, habrá menos desplazamiento y eso nos beneficia a todos y todas”, señala en el vídeo.

 

En el Informe de la Comisión Mundial de Represas, “en cuanto a que eran energías limpias y que no producían gases de efecto invernadero, también salió negativo. Pueden generar la misma contaminación, tanto como una planta que funciona con combustible fósil, sobre todo en países tropicales por la descomposición orgánica que hay en el embalse”, abunda la geógrafa Mónica Olvera en entrevista.

 

  • El derecho a la información, participación y consulta.

La Comisión señaló en la recomendación que “con la totalidad de actuaciones recabadas por esta Comisión quedó acreditado que los habitantes de Acasico, Palmarejo y Temacapulín no han contado con la información veraz, oportuna y suficiente para facilitar su participación en la toma de decisiones respecto del proyecto de la presaEl Zapotillo” y que por lo tanto la posibilidad de ejercer su derecho a la consulta era nulificado. También se menciona que las autoridades locales no cumplieron con su deber de vigilar que se cumpliera con lo previsto en el artículo 14 bis de la Ley de Aguas Nacionales, el cual establece que el Estado “promoverá y facilitará la participación de la sociedad en la planeación, toma de decisiones, ejecución, evaluación y vigilancia de la política nacional hídrica”.

 

Además de esto, se indica que la Consulta Comunitaria realizada durante los días 7 y 8 de enero debe ser respetada, en virtud del Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo (O. I. T.), la Declaración sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas y las Declaraciones sobre el Desarrollo de Naciones Unidas.

 

  • Los derechos a la cultura y al patrimonio cultural.

En las comunidades que serían afectadas existen varios templos e imágenes de relevancia histórica y de culto: el templo del Niño de Flamacordis y el templo de la Virgen del Rosario en Acasico, y con más de 250 años, la Basílica de los Remedios en Temacapulín, comunidad que en sus peñas tiene la imagen del venerado cristo “El Señor de la Peñita”. Además de esto, se calcula que los primeros asentamientos indígenas en Temacapulín sucedieron en el siglo VI, y que estas comunidades formaron parte de la nación de los Tecuexe, alcanzados por la conquista en 1530. Mónica Montalvo, antropóloga social y asesora del Comité Salvemos Temacapulín, Acasico y Palmarejo ha señalado que la reubicación del pueblo no permitiría a sus habitantes realizar las mismas fiestas, además comentó que de acuerdo con el INAH no es posible trasladar piedra por piedra de la Basílica como sugiriera Emilio González Márquez.

 

Además se lucha por el derecho a la salud, el derecho a la alimentación -y la soberanía alimentaria-, el derecho a la seguridad social, a la propiedad, a la vivienda y, por supuesto, el derecho al agua. De acuerdo con investigaciones realizadas por The Nature Conservancy y la Comisión Mundial de Represas, existen alrededor de 552 millones de afectados en el mundo por la construcción de represas. De acuerdo con la geógrafa Mónica Olvera, “en ningún caso han las comunidades han salido beneficiadas por la construcción de presas en México”; en contraste se sabe de alrededor de 200,000 personas desplazadas por este motivo.

 

A la lucha se han sumado personajes del espectáculo como las bandas Aterciopelados y en el Revolution Fest, expresando los primeros su apoyo a la resistencia mostrando mantas e invitando a integrantes del movimiento a subir al escenario. Andrea Echeverri, vocalista del grupo, proclamó por “la defensa de los ríos que fluyen con libertad, que no sean represados. Entendamos la magnitud de nuestros desechos. Temaca: los ojos del mundo están en Temaca. ¡No a las represas! ¡Sí a la libertad de los ríos!

 

Quizá los ojos del mundo están puestos en Temaca, ¿pero cuáles son las alternativas planteadas ante la construcción de la presa El Zapotillo con una cortina de 105 metros de altura, que rebasaría Temacapulín y lo inundaría por completo?

 

Se han considerado opciones como reducir la altura de la cortina en 35 metros, lo cual implicaría que Temaca no quedara bajo el agua, y también se ha pensado en construir la presa en otro lugar: Loma Larga II. La primera opción tiene desventajas respecto a los planes de la CONAGUA para abastecer agua, ya que por su coeficiente de azolve cada año reduce su capacidad de almacenamiento. La segunda opción ha sido descartada por los funcionarios ya que de acuerdo con ellos es inviable por su permeabilidad y las fracturas del terreno.

 

¿Entonces? ¿Qué alternativa seguir? El investigador Arturo Gleason propone un cambio en el paradigma en la gestión del agua, ya que existe un enfoque de manejo sectorial del agua y debemos transitar hacia un enfoque integral que maximice el bienestar social y económico resultante de manera equitativa sin comprometer la sostenibilidad de los ecosistemas.

 

La geógrafa Mónica Olvera considera que la solución incluye dejar de considerar el agua como un negocio, “ya que a partir de la ley de 1992 las presas se privatizaron, y ahora pueden recuperar su capital por medio del agua y la energía proveniente de la presa”. Se trata de “discutir de fondo acerca de la construcción de infraestructura hidráulica en el país bajo un contexto político-económico muy específico que es el neoliberalismo, en donde la construcción y en donde la venta de agua es un negocio”. Consideró que el agua es acaparada para entregarla a los industriales, los empresarios y “quienes convenga, pero no es agua para todos sino para quien pueda pagarla [...] ha sido una batalla internacional porque realmente se respete el derecho al agua”, remató.

 

La lucha para detener la construcción de la presa El Zapotillo y la inundación de los tres poblados alteños ha movido a diversidad de personas, incluyendo desde bandas musicales hasta académicos y estudiantes, e incluso recibió en España el premio COAGRET Internacional por la lucha que ha llevado a favor de la vida. Lo cierto es que, en contraste, la resistencia sigue año con año y las autoridades continúan actuando fuera de legalidad, violando los derechos de los pobladores y los miembros de este movimiento.

 

Entre las palabras y las discusiones de funcionarios, pobladores y defensores de derechos humanos se tiene acordada para mayo una sesión final de las mesas de diálogo con carácter resolutivo a la que están invitados José Luis Luege Tamargo, titular de la CONAGUA, diputados del Congreso del Estado, presidentes de la Z. M. G y el presidente municipal de León, Guanajuato. ¿Será esta última mesa una discusión en la que verdaderamente los ojos de todo el mundo estén puestos en Temaca, los derechos de sus habitantes y en una gestión integral de los recursos hídricos? Los habitantes de estos tres pueblos alteños no pueden esperar otra cosa.

 

CONAGUA SE BURLA DE LA COMISIÓN MUNDIAL DE REPRESAS (CMR)

Este día 7 de abril de 2011, en la Ciudad de Guadalajara, Jalisco, México, la comunidad de Temacapulín que pretende ser inundada por la presa El Zapotillo, se ha sentado a la mesa del Diálogo con el gobierno federal.

Como condición para iniciar el diálogo la comunidad de Temacapulín puso como condición de distensión la cancelación de las denuncias penales y dejarse si efecto tanto en el ámbito federal como local, que el gobierno federal y la empresa española FCC han interpuesto por el cierre del proyecto de la represa, que llevó a cabo la comunidad de Temacapulín y el Mapder nacional en días recientes por medio de la toma de la construcción. El gobierno federal no cumplió, no presentó documentos que acrediten el retiro de dichas denuncias penales contra líderes de la comunidad de Temacapulín y otros miembros del Mapder nacional. La mesa entró en receso para analizar la situación. Luego de ello, la comunidad de Temacapulín, bajo protesta y exigiendo el documento de nulidad de estas denuncias en los siguientes días, el diálogo dio inicio.

El tema de esta mesa fue el análisis de los impactos de las represas. Luego de que los asesores de la comunidad de Temacapulín realizaron un resumen de las conclusiones de la Comisión Mundial de Represas (CMR) sobre los efectos sociales, ambientales, económicos, entre otros efectos que generan. Durante la mesa de diálogo, los diversos funcionarios del gobierno federal y sus asesores calificaron los resultados de la CMR de “generalidades”, de no ser un estudio serio y que además no obliga al gobierno mexicano. Negaron también que las represas causen gases efecto invernadero y que tampoco contribuyen al calentamiento global.

La comunidad de Temacapulín y sus asesores insistieron en los impactos históricos de las represas en México, de la violencia de los desalojos, de las trampas y mentiras que las autoridades han implementado para imponer estos megaproyectos con casos muy concretos. Sin embargo, a estos casos no dieron respuesta y optaron por decir que cumplen con todos los lineamientos de la CMR aunque de igual modo han dicho que pese a la opinión de la población, “la represa va”.

La comunidad de Temacapulín sigue en pie y enfatizó que no negociará la inundación de sus viviendas y tierras.

El “diálogo” continúa…

¡RIOS PARA LA VIDA, NO PARA LA MUERTE!

MOVIMIENTO MEXICANO DE AFECTADOS POR LAS REPRESAS Y EN DEFENSA DE LOS RÍOS (MAPDER)

http://www.mapder.lunasexta.org/

Santiago, momentos muertos en la cafetería de la Biblioteca ITESO

"Diálogo tecnológico", de Eric Alvarado.

Al llegar a la cafetería de la biblioteca del ITESO cualquiera puede encontrar gente cómoda comiendo o absorta pero en su computadora. Por lo visto ninguno se da cuenta de la exposición que tienen en frente. ¿O será que ya están cansados de ver algo tan asqueroso?

Santiago, Momentos Muertos exhibe alrededor de 30 fotografías que cuelgan de finos hilos en un orden casi desordenado mientras las imágenes obligan a quien las vea a experimentar malos olores. Al subir las escaleras lo primero en ser visto quizá sea el mapa de la cuenca diseñado por Carla Herleal, diseñadora en el voluntariado Por Nuestro Río iniciado por Étienne von Bertrab el año pasado. Quizá eso o el texto en dos columnas que no apetece leer a nadie, o la invitación a la exposición impresa en grande que está al lado de las obras del grupo de voluntarios y de otros personajes ajenos al mismo.

Bienvenidos a las Niágaras Mexicanas”, recibe la primera foto con su título, mostrando la cascada llena de espuma blanca, la espuma que mata. Abajo de ella, otra foto pregunta: “Santiago, ¿ciencia ficción?

Por fin una chica llega comiendo frituras y se sienta a ver la invitación y las fotos, pensativa y masticando con la boca abierta. Se limpia las manos al comer otra papa y la pregunta cabe ¿cómo alguien puede comer con esas imágenes en frente?

Por otro lado una maestra de ruso toca con inglés al estudiante con quien habla en inglés. No parece ver que atrás de él se encuentran las “Paredes de Espuma” y al lado las “Hierbas Malas”. Un hombre alterna mirarlos a ellos y al libro que tiene en la mesa, pero no al “Río de alguna vez” ni “La ¿vida? a través de la muerte”, fotografía de Santiago Jaime que muestra un vertedero -el relleno sanitario Los Laureles- atascado del desperdicio, consecuencia del consumo que no hace nada bien al pobre perro que aparece a cuadro, como mirando a la cámara. Pariente, también de Santiago Jaime se muestra otra foto de la misma familia, de la misma basura “Destino de nuestro consumo”, pero Trofimova sólo se ríe. El sufrimiento ajeno no parece importarnos mucho.

La chica que observaba las fotografías con sus frituras termina, tira la basura en donde todos creemos que va -¿adónde va después del bote, perdón?- y deja la cafetería. Incluso entre los grupos de jóvenes la gente está embebida en sus computadoras y platican, multitaskers, con máquinas y otras personas al mismo tiempo, pero no del río.

Diálogo tecnológico” nos muestra un monitor en tierra seca, un rastro más de la basura que vamos dejando por ahí como si no importara. Las fotos incluyen un pequeño papel blanco con algunos comentarios; en este caso, el papel lanza otra pregunta: “Todo a un click de distancia, pero ¿cuánto nos separa de la contaminación en la cuenca del Santiago?”. Las letras impresas también critican: “Es ésta la nueva sociedad de la tecnología que a pesar de su presunción de grandes avances, no ha logrado responder a los problemas ambientales. Tal vez estamos equivocándonos de camino”.

La gente incluso pone música con sus computadoras mientras platica de trivialidades: “las famosas de antes”, dice uno, mientras entra otro con un celular en la mano, pero pegado a la oreja. “Diálogo tecnológico” se nos restriega en la cara de nuevo. Las telecomunicaciones han ganado la batalla, mientras se prefiere hablar con alguien a kilómetros de distancia, pero no nos atrevemos a mirar lo que se encuentra un metro al lado.

¡Cuida el agua! Spots radiofónicos para llevar.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.

Semana a semana estaremos subiendo por acá estos spots radiofónicos producidos por radialistas.net.

¡Que los disfruten!

¿De dónde viene y a dónde va el AGUA que consumimos?

El agua que desechamos después de usarla NO desaparece NI se limpia sola… el río Santiago la recibe

La zona metropolitana de Guadalajara (ZMG) es el segundo centro urbano más poblado de México con un aproximado de 4 millones y medio de habitantes, y se conforma principalmente por los municipios de Guadalajara, Zapopan, Tlaquepaque, Tonalá y Tlajomulco de Zúñiga.

El acelerado crecimiento que ha presentado la ZMG en los últimos años, además de representar un reto para el desarrollo urbano, representa un gran consumo de recursos y energía, y una producción desmedida de desechos.

La ZMG es rodeada por el río Santiago, el cual inicia su recorrido desde el lago de Chapala, nuestra principal fuente de abastecimiento de agua. El consumo promedio de agua por habitante al día, dentro de la ZMG supera lo recomendado por la Comisón Nacional del Agua, e incluso, a los estándares internacionales, pues llega a exceder los 250 litros por habitante al día.

El problema generado por el alto consumo de agua, no termina allí, pues una vez que la utilizamos tiene que ir a algún lugar. Idealmente, nuestras aguas residuales deberían ser tratadas en plantas especializadas para luego ser vertidas a algún cuerpo de agua. Desafortunadamente, en nuestra realidad, la mayoría de nuestras aguas sucias van a dar directamente al río Santiago.

En total, según datos del INEGI, la ZMG descarga 630 millones de litros de aguas residuales diariamente, lo que equivale aproximademente a ¡252 albercas olímpicas de aguas sucias! De las cuales tan sólo se trata el 2% de ellas.

Del  total, nosotros con nuestras descargas domésticas contribuimos con el 84% de las aguas sucias que se vierten al río, por lo que esto nos convierte en actores directos de la calidad actual del agua que circula por el río Santiago aguas debajo de la ciudad.

¿Qué queda por hacer como poblador de la ZMG?

Sé un usuario responsable:

  • Disminuye tu consumo de agua: mientras menos la usamos, menos la contaminamos.
  • Utiliza productos de limpieza biodegradables y amigables con el medio ambiente.
  • Exige a nuestras autoridades tarifas de agua justas y un saneamiento de nuestras aguas residuales: el que más usa y más contamina, paga más para que existan los recursos económicos necesarios para el tratamiento de nuestras aguas sucias.

FUENTES CONSULTADAS

Gobierno del estado de Jalisco, Zona Metropolitana de Guadalajara, disponible en: http://www.jalisco.gob.mx/wps/portal/!ut/p/c4/04_SB8K8xLLM9MSSzPy8xBz9CP0os3gzb2djr1AXEwMDZ3NLA08DF09flyBfI1MvE_2CbEdFAKYcPIw!/

Durán, J. Juan Manuel, Crisis ambiental en el lago de Chapala y abastecimiento de agua para Guadalajara. (Economía regional). Ver en: http://www.allbusiness.com/professional-scientific/accounting-tax/839240-1.html

SEMARNAT, 2002, Dirección de Estadística e Indicadores Ambientales, Ambiente Urbano, disponible en: http://app1.semarnat.gob.mx/dgeia/estadisticas_ambientales/compendio/05ambiente_urbano/zmg.shtml

 

Santiago, Momentos muertos: exposición fotográfica

Invitación a la exposición fotográfica

Invitación a la exposición fotográfica. Cafetería de la Biblioteca ITESO.

El río Santiago, como parte de la cuenca hidrológica Lerma-Chapala-Santiago, nace en la laguna de Chapala y fluye atravesando varios pueblos y corredores industriales, rodeando así la Zona Metropolitana de Guadalajara. Finalmente, y después de encontrarse con un sistema de cuatro presas hidroeléctricas que lo embalsan, desemboca en la planicie costera de Nayarit.

¡El Santiago es nuestro río! No le pertenece únicamente a quienes ven, huelen y sienten de cerca y diariamente su contaminación, sino a todos los que gozamos de sus beneficios, depositamos en él nuestros desechos y sufrimos directa o indirectamente sus impactos. Por ende, tenemos responsabilidades y compromisos con nuestro río, pues comprometernos con él es comprometernos con nuestra vida.

La contaminación del río y sus consecuentes impactos ambientales, sociales y en la salud, se enmarcan dentro de una inexistente gestión integral del agua y se traducen en una larga lista de violaciones a los derechos humanos y en un severo daño ecosistémico. Por ejemplo, la primera presa después de la ciudad de Guadalajara, se encuentra azolvada debido a los desechos sin tratar que salen de la metrópoli, lo cual además de afectar la vida acuática emite gases de efecto invernadero que contribuyen al cambio climático global.

Jóvenes voluntarios con cámara en mano, detuvimos nuestra mirada alrededor del Santiago en algunos puntos de su curso: El Salto, Las Pintas y San Cristóbal de la Barranca, para capturar la contaminación en imágenes.

Si el agua refleja la cultura ¿Qué dice el río Santiago de nosotros? ¿Qué dice el olor putrefacto de nuestro río sobre la manera en la que nos estamos relacionando con lo que ha sostenido desde siempre nuestra existencia?

Mira tu cuenca, mira tu río y dinos ¿Qué te dice de ti, de nosotros? ¿Qué sabes de los seres humanos y las especies que están muriendo por tener contacto con el río que antes nos permitía la vida? El agua que nos daba vida, ahora nos da muerte ¿Qué y quiénes estamos detrás de esto?

La imagen muerta de un río que fluye,
los excesos del progreso,
pasmos de una emergencia ambiental
Pudieron ser también títulos de la exposición fotográfica que tienes de frente…
intentando mover conciencias… Por Nuestro Río.

"Pool", de Rafa Chávez.

Fotografía por Paulina B.

Fotografía por Momo.

Para ver más fotografías de la exposición, ve a la cafetería de la Biblioteca del ITESO.

¿Sabías que…?

¿Sabías que para el 2025:

…1,800 millones de personas vivirán en países o regiones con absoluta escasez de agua?
…dos tercios de la población mundial estará bajo condiciones de estrés causadas por esa escasez?

¿Agua del Santiago? ¿Cuántos vasos quiere?¿Agua? Fotografía del río Santiago, por Santiago J. B.

Did you know that by 2025:

* 1800 million people will be living in countries or regions with absolute water scarcity
* two-thirds of the world population could be under stress conditions caused by water scarcity
http://www.ifad.org/english/water/key.htm

Blog WebMastered by All in One Webmaster.