Algo huele mal en Jalisco

Print Print

Enrique González/ Cruce/ITESO

Foto: Eric Alvarado

El Día de la Comunidad Solidaria dedicó la mayor parte de sus actividades al desastre ambiental que sufre el Río Santiago y sus alrededores. Págs. 2 y 3

“No queremos sobrevivir. Queremos vivir”

Hartos del olor que los rodea, de la inoperancia gubernamental y de la desinformación general, habitantes del cauce del Río Santiago hablaron en el ITESO del desastre ambiental frente a sus puertas, dentro del Día de la Comunidad Solidaria

¿A qué huele el Río Santiago?

“A rabia, injusticia, dolor, impotencia, desesperación, a huevo podrido, a caca”.

Graciela González vive en El Salto y está harta. Y no es la única.

Junto a ella, en la terraza de la biblioteca del ITESO, Martha Becerra (Poncitlán), Rafael Ávila y José González (San Cristóbal de la Barranca) y Marisa Yáñez (Las Pintas), hablaron frente a más de un centenar de estudiantes y académicos sobre el desastre ecológico con el que conviven los 365 días del año, desastre que ya ha costado vidas humanas, enfermedades, cáncer en los pobladores de la cuenca, desaparición y migración de especies animales y vegetales, cambios culturales (antes la gente pescaba, se bañaba, se divertía, podía vivir del río)… y un permanente olor a mierda.

Reunidos en el foro “El Río Santiago y su palabra” la mañana del jueves 17 de marzo con motivo del Día de la Comunidad Solidaria, estos ciudadanos lamentaron la profunda desinformación que existe en todos los niveles (gubernamental, en sus comunidades, en Guadalajara) y dejaron sentir su frustración ante sus diputados, alcaldes y gobernador e instituciones como la Comisión Nacional del Agua o la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), todos incapaces de proponer una solución integral a esta barbarie ecológica.

 

Foto: Lalis Jiménez

Decenas de empresas (se citaron a Honda, Urrea, Papelera San Francisco, Hershey’s, Mexichem, el Rastro de Guadalajara y un larguísimo etcétera) siguen vertiendo sin mayores restricciones sus desechos tóxicos al río (el 5 % del volumen total de descargas sobre él, pero el más peligroso); la mancha urbana de Guadalajara aporta, con un bajísimo o nulo control, sus aguas negras (el 80 % del volumen) y la industria agropecuaria “coopera” con el 5 % restante, aguas cargadas de pesticidas y demás químicos sin tratar.

Este “coctel” de inmundicia va a parar directamente a las narices (y los pulmones y el hígado y los riñones) de Martha, José, Rafael, Graciela, Marisa, representantes de las cientos de miles de personas que (sobre) viven junto al Río Santiago.

“Esta no es manera de vivir. No nos conformemos”, pidió Marisa.

 

No se puede apreciar lo que no se conoce

La información es un elemento clave si realmente se quiere hacer algo por revertir el daño ecológico del Santiago, reiteraron una y otra vez los participantes.

“Ojalá que no quede en plática, que siga adelante. Solos no hacemos nada”, apuntó José González, el septuagenario que recordó cómo en los años 50 el río estaba lleno de agua no peligrosa, de peces, de vida comunitaria.

Han pugnado por mejores leyes ambientales, revisiones profesionales a las empresas por parte del gobierno, organizado talleres, conferencias, recorridos por la zona, demandado a las empresas, obtenido el respaldo de instancias internacionales como el Tribunal Latinoamericano del Agua…

“¿Qué no hemos hecho”, ironizó Graciela González, miembro del colectivo Un Salto de Vida.

Si deseas conocer más sobre el desastre ecológico del Río Santiago y colaborar en su solución, obtén más información en los sitios www.limpiemoselsalto.blogspot.comwww.riosantiago.org o el correo unsaltodevida@yahoo.com.mx. El ITESO cuenta con el Proyecto de Aplicación Profesional “Conflictos ambientales en la región Chapala-Santiago-Guadalajara”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Blog WebMastered by All in One Webmaster.