Comunicado Ciudadano: ¿Por qué ciudadanos de la Zona Metropolitana de Guadalajara no aceptamos la presa El Zapotillo?

Print Print

¿Por qué ciudadanos de la Zona Metropolitana de Guadalajara no aceptamos la presa El Zapotillo?

El agua dulce es un recurso finito y vulnerable, esencial para sostener la vida, el desarrollo y el medio ambiente. El desarrollo y la gestión del agua deben basarse en un enfoque participativo, involucrando a los usuarios, los planificadores y los responsables de las decisiones a todos los niveles (Principios de Dublin, ratificados por México, 1992).

La presa El Zapotillo es un proyecto promovido por la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA) y los gobiernos de Jalisco y Guanajuato con la justificación de garantizar el suministro de agua potable durante los próximos 30 años a los Altos de Jalisco, a la ciudad de León, Guanajuato, y regular volúmenes para abastecer 3 m3/s a la Zona Conurbada de Guadalajara (ZCG), mediante la extracción de las aguas del río Verde (CONAGUA, 2010). Los cambios realizados al proyecto original de la presa, de aumento de cortina de 80 a 105 metros de altura, provocaría además de la inundación de Acasico y Palmarejo, la inundación de una comunidad más, Temacapulín.

Los habitantes de Temacapulín, después de ganar varios recursos legales para impedir la construcción de esta obra y salvar sus tierras, se percataron de que los avances de la presa continuaban debido a que las autoridades no estaban acatando los fallos judiciales. Por dicha razón, el pasado lunes 28 de marzo, los habitantes de Temacapulín optaron por llevar a cabo lo que las resoluciones judiciales ya habían expresado: parar la obra (Rocha, 2011). Esta acción logró lo que se había buscado por más de 6 años: entablar un proceso de diálogo con el gobierno. El 1º de abril de 2011 inició el diálogo en Temacapulín entre la Secretaría de Gobernación Federal, la Comisión Nacional del Agua y el Comité Salvemos Temacapulín, Acasico y Palmarejo.

A raíz de estos acontecimientos, ciudadanos de la Zona Metropolitana de Guadalajara (ZMG), decidimos acatar nuestra responsabilidad como sociedad civil y como usuarios del agua de la misma cuenca hidrológica, para expresar por qué este tipo de proyectos son innecesarios para responder a la actual problemática del agua que se vive en los centros urbanos, específicamente en la ZMG.

Para resolver esta problemática en torno al agua, como el que padece actualmente la ZMG, no se requieren de más presas, sino de la implementación de un enfoque de gestión del agua participativa e integral, en el que los responsables de las políticas y la sociedad civil adquieran mayor conciencia sobre la importancia del agua y la necesidad urgente de su buen manejo.

Es en este contexto de diálogo y de búsqueda de una nueva cultura del agua, que ciudadanos y organizaciones de la Zona Metropolitana de Guadalajara manifestamos y firmamos el presente boletín, en el que presentamos las razones por las cuales la presa El Zapotillo es un proyecto que no contribuye a mejorar la situación del agua de nuestra ciudad.

Razones por las cuales los ciudadanos de la ZMG NO necesitamos la presa El Zapotillo como fuente de abastecimiento de agua:

1. La ZMG desconoce la situación actual de la oferta y la demanda de agua para sus habitantes, más allá de las cifras oficiales.

2. En la red de distribución de agua potable se desperdicia cerca del 40% del agua que entra al sistema, debido a la presencia de fugas y la falta de mantenimiento de la red de distribución.

3. Se desconoce la situación actual de los acuíferos, fuente esencial y de buena calidad para el abastecimiento para la ZMG; por lo tanto, se desconoce la cantidad y calidad de agua subterránea disponible para la población. La falta de esta información impide la toma de decisiones acertadas que velen por las necesidades reales de la ZMG y que garanticen la sostenibilidad de los recursos naturales de nuestro estado.

4. Existe un mercado negro del agua en el que las concesiones y los derechos de agua, que únicamente pueden ser otorgados por la CONAGUA, son vendidos entre particulares, es decir, el agua como un bien público es comercializado para el enriquecimiento particular.

5. El mercado negro genera un descontrol en la recaudación por derechos de agua, ya que muchas veces, las concesiones para uso agrícola son vendidas y utilizadas para uso urbano, por lo tanto, se termina pagando menos de lo estipulado para el uso urbano. Aunado a esto, las concesiones agrícolas poseen un subsidio en los gastos de electricidad para la extracción del agua (tarifa 09). Este descontrol sobre el uso y pago del agua es parte de la mala gestión del agua en la ZMG, por lo que sería un punto de mejora antes de
proponer una presa que implica, entre otras cosas, más gastos del erario público.

6. La administración del agua en el territorio de la Zona Conurbada de Guadalajara, se encuentra dividida entre el SIAPA, empresas privadas y administraciones municipales, lo que impide una gestión integral, eficiente y transparente del agua.

7. Antes de realizar la Evaluación de Impacto Ambiental de la presa El Zapotillo, y mucho antes incluso de proponer este proyecto, hubiera sido necesario realizar una Evaluación Ambiental Estratégica de las políticas y programas hídricos tanto de Jalisco como de Guanajuato, para entonces poder detectar las vías de gestión del agua que impliquen la menor cantidad de efectos negativos sobre el medio ambiente y que garanticen la sostenibilidad del recurso tanto a corto como a largo plazo (Comisión Económica para Europa ONU, 2003).

8. La gestión eficaz del agua establece una relación entre el uso del suelo y el agua a lo largo de una cuenca hidrológica o un acuífero, sin embargo, el actual manejo del agua en la ZMG y las justificaciones de la presa El Zapotillo hacen a un lado este enfoque, basándose únicamente en un modelo regido por la oferta y la demanda que no considera las limitantes de las fuentes del recurso hídrico, ni los derechos que tienen todos los ciudadanos de contar con cierta ración de agua. Por tal razón, es que la creciente demanda del recurso hídrico ha aumentado con mayor rapidez que su disponibilidad, generando inevitablemente una crisis de escasez (Arrojo 2006).

9. La CONAGUA, la Comisión Estatal del Agua, el Sistema Intermunicipal para los servicios de Agua Potable y Alcantarillado (SIAPA), así como los municipios de la Zona Conurbada de Guadalajara, no han generado una planeación integral para la gestión del agua que garantice la sustentabilidad del recurso para los habitantes futuros y presentes.

10. El río Verde es uno de los pocos ríos de la región que se encuentra en buen estado; no ha sido represado y no presenta indicios graves de contaminación. Es un río de gran relevancia para el equilibrio ecológico de la cuenca del río Santiago, ya que desemboca en él y mejora la calidad de su agua y la vida que soporta.

11. El río Santiago además de ser uno de los ríos más contaminados del mundo, y de recibir los desechos industriales y las aguas residuales de toda la ZMG, se encuentra represado por grandes presas hidroeléctricas que han fragmentado y dañado su dinámica ecológica. El aporte de agua y biodiversidad que brinda el río Verde al río Santiago es de gran relevancia para el equilibrio ecológico de la región, lo que hace injustificable que la integridad de un río sano, como lo es el Verde, se interrumpa con la instalación de una presa como El Zapotillo.

12. La necesidad del proyecto no se encuentra debidamente justificada. En la Evaluación de Impacto Ambiental de El Zapotillo, dentro de la Demostración de la necesidad del proyecto, se debían de considerar y demostrar 3 puntos: Las necesidades de agua en el futuro, otras opciones alternativas y demostrar que El Zapotillo era la mejor opción. Para esto no se realizó una evaluación adecuada y conveniente de la necesidad real del proyecto, ni se demostró con evidencias claras que el proyecto fuera la mejor opción para el abastecimiento seguro y eficiente a largo plazo. Así como no se consideraron opciones diferentes a una presa de almacenamiento, tales como la reducción de la demanda, mejorar la gestión del agua superficial y subterránea, mejorar las actuales redes de distribución y/o reestructurar los sistemas tarifarios existentes, entre otras medidas.

13. A pesar de que el agua es indispensable para la vida, los medios de vida y el desarrollo socio-económico de los pueblos, la ZMG no cuenta con un gestión eficaz de los recursos hídricos, cuyo enfoque sea holístico y concilie el desarrollo económico y social, así como la protección de los ecosistemas naturales.

Lo que los ciudadanos creemos que la Zona Metropolitana de Guadalajara SÍ necesita para una gestión del agua responsable:
1. De acuerdo con el Banco Mundial (1998) la gestión sustentable del agua en una zona urbana debe tomar en cuenta los siguientes puntos:

  • Identificar los problemas y las necesidades relacionadas con el agua subterránea,
  • Aumentar la conciencia y la comprensión de los procesos hidrológicos en las zonas urbanas,
  • Contar con un marco para el examen adecuado y sistemático de los aspectos relacionados con el recurso hídrico en la administración urbana, y
  • Elegir las alternativas de aprovechamiento y manejo del agua que abonen a la sustentabilidad del recurso para las generaciones presente y futuras.

2. Guadalajara, lejos de necesitar una mega presa para garantizar el abastecimiento de agua potable, está obligada a disminuir su consumo y corregir mecanismos de la administración actual del recurso que han puesto en peligro la disponibilidad de agua en el presente y el futuro. Guadalajara debe de atender urgentemente los siguientes puntos antes de incorporar mayores cantidades de agua en su red:

  •  Fallas, ineficiencia e inequidad en el sistema actual de distribución de agua,
  •  Demanda desproporcionada y uso ineficiente del agua,
  •  Cobro insuficiente por los servicios de abastecimiento y saneamiento del agua,
  •  Contaminación directa de cuerpos de agua superficiales y subterráneos por actividades urbanas e industriales,
  •  Falta de monitoreo y control de las fuentes de abastecimiento actuales, y
  •  Práctica casi inexistente de tratamiento y reúso del agua,
  •  Práctica casi inexistente del aprovechamiento adecuado del agua pluvial entre otros.

Por lo tanto, los ciudadanos de la ZMG sostenemos que:

  • - Atendiendo los puntos mencionados anteriormente, Guadalajara se encaminaría hacia una gestión integral del agua donde la resolución de conflictos por el recurso podría suceder en y desde la misma ciudad, sin afectar los derechos de personas ajenas a la problemática.
  • - Los ciudadanos de la ZMG no podemos seguir permitiendo la implementación de proyectos cuyos impactos sobrepasan sus beneficios, y que no son planteados desde un enfoque de prevención y gestión sustentable del agua.
  • - Es esencial fomentar el diálogo para llegar a soluciones que permitan satisfacer la demanda de agua y saneamiento bajo la perspectiva de la sustentabilidad y el respeto a los derechos humanos. En ese sentido no creemos que megaproyectos, como El Zapotillo, sean parte de esa visión integral, y manifestamos que estamos atentos al desarrollo de las mesas de diálogo, esperando que prevalezca el respeto a los derechos humanos y que se llegue a una resolución satisfactoria para la población afectada por la presa.
  • - La acción gubernamental en el tema del agua se ha caracterizado por la falta de seriedad y de profesionalismo en la gestión y desarrollo de proyectos. La política gubernamental en materia de agua no ha transitado de la administración de la oferta a la administración de la demanda, en contraposición a diversas políticas públicas que a nivel mundial han permitido reducir el consumo de agua en distintas ciudades.
  • - Exhortamos a las autoridades en materia de gestión del agua a abrir un diálogo con la ciudadanía con el fin de revisar la programación hídrica del Estado de Jalisco, en términos de sustentabilidad ambiental y justicia social. Sólo así podremos avanzar en el desarrollo de soluciones conjuntas, con la participación activa de comunidades afectadas, expertos y académicos, organizaciones sociales y autoridades gubernamentales, para de esta manera enfrentar la grave problemática del agua que hemos provocado por el deficiente manejo, la falta de aplicación de leyes y normas ambientales, y la sobreexplotación y contaminación de nuestras fuentes de agua.

¡El respeto al derecho ajeno es la paz!
¡Soluciones locales para problemas globales!
Guadalajara, Jalisco a 7 de abril de 2011
Firmantes:
* Coalición de Organizaciones Ciudadanas por el Agua (COLOCA):
-Sindicato de Empleados Públicos del Sistema Intermunicipal para los Servicios de Agua Potable y Alcantarillado (SEPSIAPA)
-Colectivo Ecologista Jalisco A.C.
-Amigos de la Barranca A.C.
-Ciudadanos por el Medio Ambiente A.C.
-Instituto Mexicano Para el Desarrollo Comunitario A.C.
* Corazón de la Tierra A.C.
* CIPTEV Centro de Investigación y Producción de Tecnología Ecológica para la Vivienda
* GDL en Bici A.C.
* Tu Techo Mexicano de Occidente A.C.
* Un Salto de Vida A.C.
* Congreso Ciudadano
* Ciudad para Todos
* Asamblea Nacional Ciudadana
* Comunidades por la Paz (COMPAZ)

Contacto para entrevistas:
Patricia Martínez: 3312615878

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Blog WebMastered by All in One Webmaster.