Voces y miradas del Campo de Jalisco

Red de Alternativas Sustentables Agropecuarias de Jalisco

¿Qué refleja el río Santiago de Nosotros?

Por: Daniel Vargas

Intervención en Chapultepec

Bienvenid@ al río Santiago

“Por Nuestro Río” es un proyecto del Voluntariado Universitario Manos Solidarias, comprometido con la conciencia social y ambiental e integrado por alumnos y alumnas preocupados por la grave contaminación del río Santiago y sus implicaciones en el tejido social y ecológico.

El río Santiago es el segundo más largo del país, nace en el Estado de México y fluye por los estados de Jalisco y Nayarit hasta desembocar en el Océano Pacífico. Su cauce, antes de rodear la Zona Metropolitana de Guadalajara, pasa por las comunidades de Juanacatlán y El Salto. La población de estas comunidades es la más afectada por los contaminantes, debido a que el río ha sido utilizado como canal receptor de los desechos de las ciudades y de las zonas industriales por las que pasa.

Durante la tarde del sábado 7 de Noviembre, en el cruce de Av. Chapultepec con Av. La Paz y como parte de las actividades de The Wake Cup,  el voluntariado Por Nuestro Río realizó la intervención “Bienvenid@ al Río Santiago” que fue expuesta dentro de las instalaciones del ITESO el pasado mes de marzo durante el Día de Comunidad Solidaria. The Wake Cup es un movimiento global que aprovecha la plataforma mediática de eventos masivos como mundiales de futbol, Juegos Olímpicos o los Juegos Panamericanos,  como en esta ocasión, para realizar intervenciones culturales y fomentar la toma de conciencia y participación social en diferentes temas de interés, en este caso, la armonía ambiental.

“Bienvenid@ al Río Santiago” es el montaje de una instalación creativa que simboliza el cauce del río lleno de desolación, peces muertos y mensajes que interpelan a quienes se acercan a cerca  quienes se acerca anobservar. Presenta a los actores sociales involucrados en el proceso de contaminación, así como los contaminantes y sus consecuencias reflejadas en el aumento de enfermedades como el cáncer, los padecimientos en la piel o en las vías respiratorias. Lo que más captó la atención de los transeúntes en el Paseo Chapultepec, fue la fuente ubicada en el camellón, llena de basura y espuma, representando la cascada de El Salto. Los voluntarios interactuaron con los ciudadanos invitándolos a tomar un “tour” explicativo de la problemática, dividido en sectores: el sector doméstico, que involucra a la población en general como generadora del 84% de las aguas residuales que se vierten al río y de grandes cantidades de basura; el sector municipal, como responsable del tratamiento de aguas y del manejo de los desechos municipales que llegan a basureros en las orillas del río; el sector industrial que vierte gran cantidad de desechos tóxicos y metales pesados, el sector agrícola que usa el agua del río para el riego de alimentos que consumimos y fertilizantes químicos para los cultivos, provocando que los contaminantes se filtren hasta los mantos acuíferos.

De igual forma, teniendo en cuenta a las personas afectadas, se hizo énfasis en la violación a los derechos humanos a un medio ambiente sano y a la salud, pues la indiferencia y negligencia de los responsables de verter desechos tóxicos en el agua, así como de las autoridades que lo permiten, también es una forma de violencia y agresión a la dignidad y vida de las personas.

Al terminar el recorrido, los ciudadanos se enteraban de algunas sugerencias de micro-acción cotidiana, apelando a la responsabilidad solidaria de todos y todas con respecto del cuidado del agua, el uso de productos biodegradables y el consumo informado y consciente.

La participación de la gente fue constante, respetuosa, consciente, activa y positiva. Graciela, habitante de El Salto y miembro de Un Salto de Vida, quién tomó el “tour” ofrecido por los voluntarios, agradeció y compartió el consuelo que le daba la realización de estas actividades para reconstruir la conciencia personal y colectiva, pues ella sufre directamente las consecuencias de la insalubridad que afecta su calidad de vida y la de su familia. Le pareció una forma creativa de acercar a la población un problema en el que contribuimos y nos afecta a todos, pues sabe que el río nos refleja a todos, nos dice quiénes somos y qué estamos haciendo.


 

¿A dónde van tus desechos?, tapatío

La zona actual de descarga de basura

La zona actual de descarga de basura

El sábado, 15 de octubre, se dieron cita unos 20 alumnos del ITESO para visitar varios sitios relacionados con la contaminación del Río Santiago. La primera parada fue la Presa del Ahogado donde se pudo observar un panorama desalentador, viendo que la capacidad de saneamiento de agua de los humedales es notoriamente sobrecargada por la contaminación de la presa. La propuesta actual consiste en una macro-planta de tratamiento de agua, sin embargo aún se cuestiona el funcionamiento de esta, al ser planeada para sanear descargas municipales siendo que recibe también industriales.

Se continuó hacia Los Laureles, un relleno sanitario a cargo de la empresa CAABSA Eagle. Este es el lugar donde llegar los residuos sólidos de la Zona Metropolitana de Guadalajara (ZMG), a excepción de los municipios de Zapopan y Tlaquepaque. Después de explicar el funcionamiento de un relleno sanitario y su uso de geomembranas para no afectar el ambiente, se explicó que este relleno aumenta sus prácticas de seguridad ambiental para obtener una mayor prorroga en su captación de residuos.

Cuando se abrió Laureles, recibía aprox. 1000 toneladas de basura al día; ahora debe acomodar 3000 toneladas al día. El 50% es basura orgánica, y el otro 50% inorgánica: metales, vidrio, plástico, garras. En cuanto a la separación de residuos, el personal de Laureles aseguró que los pepenadores hacen labor de separación, y que a pesar de que los camiones recolectores lleven todo junto, la basura es separada al final, por lo que se alienta la continuación de separar residuos.

En una última parada se visitó la cascada de El Salto, uno de los puntos más representativos de la contaminación del río Santiago, donde se pueden observar cúmulos de espuma (causada por nitratos) en toda el agua y flotando alrededor de la cascada, el olor tampoco es desapercibido al impregnar todo con aroma a desechos humanos y cloaca. En este punto los estudiantes y maestros se encontraron con activistas locales, voceros de los afectados por la contaminación del río, quienes discreparon con la afirmación del buen manejo de los Laureles, ofreciendo mostrar evidencia.

 

Para leer ésta crónica completa, haz clic aquí.

Acceso, disposición y saneamiento del agua:Derecho constitucional


La huizachera

El pasado 29 de septiembre, el Senado de la República aprobó una reforma del artículo cuarto, donde se trata el derecho a gozar de un medio ambiente. Ahora incluye el derecho al acceso, disposición y saneamiento del agua para uso personal y doméstico de forma suficiente, salubre, aceptable y asequible.

El Senado tuvo 91 votos a favor, mostrando el interés por el tema en la agenda. Lo siguiente es conseguir que el Estado haga lo correspondiente para que la distribución sea sustentada y equitativa. De la misma forma garantizar el respeto a la ley, generando responsabilidades para quienes provoquen daño y deterioro en las fuentes de agua.

Falta también que los diferentes congresos estatales den el visto bueno, y que el Senado termine de incorporar las disposiciones relativas al derecho a un medio ambiente sano. También es necesaria la formación de politicas públicas y compromisos sociales para que haya un respeto integral, ya que de nada servirá tenerlo en la consitución si no hay una acción colectiva por su respeto.

 

Fuentes:

El derecho al agua por Daniella Giacomán en MILENIO

Senado aprueba derecho al agua por Ricardo Gómez en El Universal

Aprueba Senado que el agua sea un derecho constitucional por Blanca Botello en La Crónica de Hoy

 

Panel en el CUSCH

Panel en CUSCH

William Quinn

POR NUESTRO RIO: visitando universidades con The Wake Cup

El pasado martes 4 de Octubre parte del voluntariado por nuestro río acudió a la invitación hecha por el movimiento “The Wake cup” para participar en la conferencia “Hacia una armonía ambiental”. En dicha conferencia participó exponiendo el tema del río Santiago el profesor Bill Quinn  (miembro del voluntariado Por Nuestro Río) y la Dra. Raquel Gutiérrez (profesora investigadora de  CUCSH) quién hablo sobre la necesidad de realizar políticas públicas y aplicar las que ya están dentro del marco legal, para avanzar en el saneamiento del Santiago.

La conferencia inicio en punto de las 13:20 hrs. en el auditorio Silvano Barba en las instalaciones del CUCSH, comenzando con una breve contextualización de algunas ciudades que se identifican por sus río, Bill explicó lo importante que llega a ser un río para una ciudad y como Guadalajara tiene uno pero lamentablemente muy contaminado.  Dentro de la exposición también explicó que el río no ha estado en esas condiciones toda su vida, sino que años atrás era fuente de vida y  daba sustento a sus alrededores. Lamentablemente a lo largo del tiempo con los procesos de industrialización y el llamado “desarrollo”, entre otros factores, se ocasionó que poco a poco el Río Santiago se esté acabando.

Las principales  fuentes de contaminación que Bill mencionó,  son las siguientes:

  • Aguas Negras de la ZMG

-          11,000 litros de aguas negras por segundo no son tratados  y llegan a los límites del río.

  • Residuos  Sólidos

-          3,000 toneladas de basura llegan al basurero de Los Laureles ubicado a los límites del río Santiago, además de los lixiviados de los otros dos basureros importantes de la ZMG.

  • Residuos industriales  y agropecuarios

-          Se ha detectado diferentes metales dentro del río como: plomo, zinc, mercurio, cromo arsénico, entre otros.

Para concluir la conferencia se realizó una tanda de preguntas por parte de público y se invito a los presentes a realizar micro-acciones dentro de sus alcances para de esta forma hacernos conscientes de nuestra relación con el río. Al finalizar varios presentes acudieron al punto de información del voluntariado, cuyo objetivo es  que las personas puedan concientizarse ante la problemática que hoy en día aqueja a las zonas aledañas del río como lo es el Salto, Juanacatlan, San Cristóbal de la Barranca, entre otras.

 

Por: Ana Emilia Palacios Flores

Wake Cup

 

The Wake Cup es un movimiento social que surge junto con los Juegos Panamericanos en Guadalajara que durará desde el 20 de septiembre al 20 de noviembre, con el propósito de aprovechar la oportunidad de captar la atención de la sociedad y concienciar sobre 4 aspectos principales de nuestra región: seguridad, salud, medio ambiente y movilidad.

En este proyecto se llevarán a cabo actividades aprovechando el espacio público como el Parque Metropolitano, el Paseo Chapultepec y algunas universidades impartiendo talleres gratuitos, exposiciones, conferencias, entre otros, con expertos en los temas con el objetivo de lograr sensibilizar y denotar iniciativas en nuestra sociedad.

La participación de Por Nuestro Río en The Wake Cup consiste en la exposición de varios paneles en diferentes universidades enfocándose en el tema del medio ambiente de la región. También se realizará una intervención que se llevará a cabo en Chapultepec con un montaje del Río Santiago el 5 de noviembre con el objetivo de enfatizar la grave situación de éste. Para obtener más información sobre las actividades que se llevarán a cabo durante este proyecto puedes entrar a la página oficial (http://www.thewakecup.com/).

Pueblos de la Barranca aprovecharán los JP para denunciar daños al medio ambiente

Jorge Covarrubias/La Jornada Jalisco

En Juanacatlán se realizó la XIII Asamblea regional de afectados ambientales Foto: FOTO ARTURO CAMPOS CEDILLO
En Juanacatlán se realizó la XIII Asamblea regional de afectados ambientales Foto: FOTO ARTURO CAMPOS CEDILLO

Los pueblos de la Barranca del río Santiago aportan más a la Zona Metropolitana de Guadalajara en comparación con lo que contribuye ésta a los ciudadanos. Esta fue una de las conclusiones de la XIII Asamblea Regional de Afectados Ambientales que se celebró este sábado en el municipio de Juanacatlán.

“Su aporte principal pues es caca y desechos industriales”, acotó José Casillas, representante de la Comunidad Indígena de San Francisco Ixcatán.

El documento que salió de la Asamblea se someterá al aval de las autoridades agrarias, y otras que aunque no están cimentadas sobre la Barranca, también padecen problemas de contaminación. Casillas precisó que es un documento extenso con planteamientos “duros”, y alrededor de ellos girarán las estrategias.

En lo que corresponde a las poblaciones asentadas en los márgenes de la Barranca como Huaxtla, San Lorenzo, Milpillas, San Francisco Ixcatán, y San Esteban, sus habitantes acordaron realizar un recorrido a través de senderos con una invitación abierta a personas que vivan en la ciudad o el campo.

“Que conozcan nuestra problemática, que se sensibilicen y nos organicemos en común”, resaltó.

El cartel alusivo a la XIII Asamblea regional de afectados ambientales se dedicó al general Emiliano Zapata a quien se puede ver enfundado en un traje de charro, sosteniendo un fusil con su mano izquierda y un sable en la mano derecha. Abajo una leyenda que dice: “en resistencia frente a quienes invaden, saquean y envenenan nuestros pueblos”.

“Ha quedado al descubierto que padecemos en nuestros territorios de los mismos males: pérdida de soberanía alimentaria, sordera e indiferencia de funcionarios del gobierno; destrucción de nuestros recursos (bosque, agua, tierra, fauna, flora, ríos subterráneos, etcétera) por los dueños de las grandes fábricas, granjas industriales, fraccionamientos de alta densidad y constructoras millonarias, quienes cuentan con el respaldo de los gobiernos en sus tres órdenes, federal, estatal y municipal”, señala el documento con el que abrieron la Asamblea.

Casillas recordó que los pueblos de la Barranca habían interpuesto una queja ante la Comisión Nacional de los Derechos Humanos por violaciones al derecho de vivir en un ambiente sano, consagrado en la Constitución mexicana, sin embargo el organismo decidió que es competencia de la instancia a nivel local resolver esta situación, y por ello se derivó a la primera visitaduría.

En la asamblea participaron también comunidades de los municipios de El Salto y Juanacatlán, quienes padecen la contaminación del río Santiago. El documento final, dijo Casillas, alude a estrategias para aprovechar los Juegos Panamericanos a celebrarse en octubre y denunciar las tropelías que se han cometido en contra del medio ambiente.

“El sentir común es que estos Juegos no son para el pueblo, son para los turistas, son para invertir presupuestos públicos y para engalanar la ciudad, pero la ciudad de algunos cuantos. La mayoría sigue haciendo su rutina como todos los días, no van a dejar de trabajar para ir a ver un partido de beisbol a Lagos de Moreno”, añadió.

Séptima Asamblea Nacional de Afectados Ambientales (extracto)

Se realizará los días sábado 30 y domingo 31 de julio de 2011, en la comunidad de Salsipuedes, municipio de Acapulco, Guerrero, una de las numerosas comunidades pertenecientes al Consejo de Ejidos y Comunidades Opositoras a la Presa La Parota (CECOP).


Asamblea Nacional de Afectados Ambientales

La crisis económica, política, social y ambiental que sufre el país desde hace varios años está llegando a límites muy profundos en este 2011. En todo el territorio nacional, numerosas comunidades locales, organizaciones sociales y civiles han comenzado a unirse para denunciar la criminal guerra desatada por el gobierno federal (y muchos gobiernos estatales y municipales) contra la población, contra sus modos tradicionales de vida, contra su agricultura y sus condiciones elementales de subsistencia para apropiarse de lo que queda de la ya mermada riqueza nacional. Trátese de la violencia extrema de las bandas del crimen organizado, de la represión política u ocupación militar del Estado o del asalto privatizador de los territorios, los recursos naturales e infraestructuras producidas de la nación, México vive hoy una situación extrema de desgarramiento en la que cada uno de los proyectos de inversión (e intervención) extranjera o nacional en los espacios rurales y urbanos del país, más que representar una opción productiva se muestra, descarnadamente, como una fuerza destructiva que amenaza con arrasar nuestras fuentes de agua limpia, la fertilidad de nuestros suelos, la abundancia de nuestra biodiversidad silvestre y agrícola, nuestros bosques y nuestra salud.

Desde que nos reunimos como Asamblea, en septiembre de 2010 en la comunidad de Magdalena Ocotlán, en los valles centrales de Oaxaca (una de las muchas comunidades amenazadas por la criminal empresa minera canadiense Fortuna Silver Mines), hasta la fecha, se han profundizado las agresiones y las amenazas contra muchas de las resistencias comunitarias que intentan frenar la descomposición y la destrucción socio-ambiental que representan los proyectos mineros, carreteros, de presas, de urbanización salvaje en ciudades medianas y grandes, de invasión de semillas transgénicas y por la contaminación y sobreexplotación de las aguas del país:

  • En la ciudad de México surgen y continúan decenas de movimientos en los barrios de Iztapalapa, Azcapotzalco, Tlalpan, Tláhuac o la Magdalena Contreras para impedir el proceso de privatización de la ciudad, mientras que en el estado de México se reúnen los pueblos del oriente para denunciar el asalto a sus tierras de cultivo por las unidades habitacionales privadas, los centros comerciales y las tiendas de conveniencia y proponer el rescate ambiental de la zona lacustre.
  • En Jalisco, Veracruz, Oaxaca y Guerrero, las comunidades campesinas reclaman la cancelación de los proyectos de construcción de grandes y pequeñas presas hidroeléctricas que no sólo les forzarán a emigrar, sino que amenazan con destruir grandes extensiones de bosques y tierras de cultivo que son su principal medio de producción y reproducción.
  • En Baja California Sur, Colima, Jalisco, Chihuahua, San Luis Potosí, la montaña de Guerrero, Oaxaca, Chiapas, Zacatecas, Durango, Sonora y Veracruz se vive el terror de la ingeniería de conflicto que acompaña a los proyectos canadienses, estadounidenses y mexicanos de extracción minera que operan gracias a la complicidad y corrupción del Estado, que autoriza sin fundamento sus mal llamadas “manifestaciones de impacto ambiental”, y se convierte en garante de los intereses de empresas trasnacionales que, además de saquear los territorios de los pueblos indígenas y campesinos, dejan tras de sí una cauda de muertes por enfermedad o por la violencia de sus grupos paramilitares.
  • En Puebla, Morelos, el Estado de México, el Distrito Federal, Oaxaca, la región de las Huastecas, en San Luis Potosí y en la sierra Huichola de Jalisco las comunidades y pueblos de las orillas de las ciudades luchan contra los proyectos de construcción de carreteras privadas, libramientos, “supervías”, líneas del metro o rutas de metrobús que servirán sólo para vaciar de campesinos, indígenas y habitantes urbanos pobres los territorios y los barrios, con el fin de densificar todavía más las áreas urbanas ya insustentables y abrir paso a los grandes negocios de la especulación inmobiliaria, la construcción de hipermercados, gasolineras y tiendas de “conveniencia” que, además de incrementar la contaminación del aire y del suelo, destruir zonas de conservación e impedir la recarga de los acuíferos ya sobreexplotados, propiciarán la generación de mayores volúmenes de residuos que envenenarán a muchas más comunidades que ya han alzado la voz en estados como Morelos, Jalisco, México, Veracruz, Hidalgo, Puebla, San Luis Potosí, Chihuahua y Sonora, contra los basureros a cielo abierto, los rellenos sanitarios y los confinamientos de residuos tóxicos que poco a poco los enferman y los envenenan genéticamente.
  • En Baja California, Baja California Sur, Chihuahua, Jalisco, Quintana Roo, Colima, Michoacán, Veracruz y Guerrero, numerosas organizaciones, comunidades e individuos alertan sobre la destrucción de las costas, selvas, bosques, humedales, lagunas costeras, cenotes y sistemas fluviales subterráneos perpetrada por gigantescos megaproyectos turísticos y habitacionales, las bandas de talamontes o el emplazamiento de empresas gaseras y la expansión de los puertos que impiden la reproducción de los campesinos y pescadores, envenenando con sus residuos las playas, destruyendo la biodiversidad de los arrecifes, los bosques y los espacios productivos de las comunidades rurales.
  • En las cuencas de los ríos Santiago (Jalisco), Atoyac-Zahuapan (Puebla y Tlaxcala), Lajas (Guanajuato), Lerma (Estado de México, Guanajuato y Michoacán), Apatlaco (Morelos), Balsas (Guerrero y Michoacán), Tula y Salado (Hidalgo), Papaloapan, Blanco y Coatzacoalcos (Veracruz) y en los valles de Perote, en Veracruz y de Ocotlán, en Puebla, las comunidades están luchando por su vida y su salud, destruida por décadas de negligencia oficial para limpiar los ríos de los vertimientos de residuos fecales de las ciudades y tóxicos de las industrias o de la sobreexplotación industrial de las aguas subterráneas para beneficio de empresas embotelladoras, automotrices, petroquímicas o agroindustriales que son arrojados en los ríos y las tierras de las comunidades sin ninguna regulación o control de parte de las autoridades ambientales locales o federales.
  • La geografía del riesgo se extiende a todo el territorio nacional por las catástrofes derivadas de la explosión de ductos de petróleo en el centro del país (Puebla y Tlaxcala) o de empresas industriales no reguladas (Puebla y Veracruz), sin que el gobierno reconsidere su proyecto de ampliar las redes de gasoductos en el oriente del estado de México y Morelos, mientras que la mayor sequía en 70 años (vinculada con el calentamiento global que el gobierno mexicano simula combatir) ha provocado ya este año pérdidas de cosechas y ganado en Zacatecas, Durango, Coahuila y Sonora, así como la pérdida de 500 mil hectáreas de bosques y matorrales por los incendios forestales (sólo en Coahuila), a la vez que las inundaciones catastróficas se repiten año con año en Tabasco, Veracruz, Tamaulipas y la región centro del país, agravadas por la negligencia de la Conagua y los gobiernos del Distrito Federal y el estado de México para solucionar su crónica incapacidad de operar los sistemas de drenaje residual y pluvial de la Zona Metropolitana de la ciudad de México.
  • En todo el país, redes de comunidades y organizaciones indígenas, campesinas, civiles, urbanas y científicas han demostrado la amenaza que se cierne sobre México por la autorización que otorgó el gobierno federal a la siembra “experimental” de maíz transgénico en el norte del país (Chihuahua, Sonora, Sinaloa y Tamaulipas), lo que constituye no sólo la invasión del capital trasnacional al campo mexicano, sino el riesgo de pérdida de la mayor contribución económica, agrícola y cultural que los pueblos indígenas mexicanos le han dado al mundo en su historia: el maíz.

Frente a todas estas agresiones —que deben ser integradas al expediente negro del neoliberalismo mexicano como consecuencia de 17 años de vigencia del Tratado de Libre Comercio, junto con los más de 40 mil muertos y 10 mil desaparecidos de la guerra del régimen actual contra la población—, la Asamblea Nacional de Afectados Ambientales nos ha servido a muchos como espacio para fortalecernos en la comprensión integral de las múltiples crisis que vive el país, para mejor organizarnos en la defensa de nuestros derechos y nuestros territorios, así como para tejer alianzas con otras luchas sociales del país y del extranjero que activamente están buscando proponer alternativas reales a las “falsas soluciones” que promueve hoy el capitalismo global (como la geoingeniería, la nanotecnología, la biotecnología, la biología sintética, el programa REDD+), las cuales sólo sirven para simular que se enfrenta la crisis alimentaria e hídrica y el caos climático, mientras se mantienen intactos (e incluso se fortalecen) los privilegios y las ganancias extraordinarias de las empresas y Estados principalmente responsables de la crisis múltiple que hoy vivimos.

Por todo esto y porque necesitamos avanzar en nuestro proceso organizativo nacional para consolidar nuestro movimiento y las urgentes tareas que la grave situación del país nos presenta en el futuro inmediato, los miembros del Consejo de Representantes de la Asamblea, el Consejo de Ejidos y Comunidades Opositores a la Presa La Parota (CECOP) y la comunidad de Salsipuedes, Acapulco, Guerrero, convocamos a la

Séptima Asamblea Nacional de Afectados Ambientales

que se realizará los días sábado 30 y domingo 31 de julio de 2011, en la comunidad de Salsipuedes, municipio de Acapulco, Guerrero, una de las numerosas comunidades pertenecientes al Consejo de Ejidos y Comunidades Opositoras a la Presa La Parota (CECOP).

Después de ocho intensos años de lucha contra este megaproyecto, las comunidades guerrerenses opositoras al proyecto de construcción de la presa hidroeléctrica La Parota se han convertido en una de las más emblemáticas luchas ambientales populares de México y del mundo, porque han sabido definir una estrategia de lucha firme y pacífica para impedir el despojo de sus tierras, su desplazamiento forzado y los abusos y violaciones jurídicas de las autoridades estatales y federales. Sin embargo, a pesar de que el CECOP ha obtenido cinco veces un triunfo legal en los tribunales contra las asambleas ilegales promovidas y realizadas por la Comisión Federal de Electricidad, el gobierno sigue negándose a decretar la cancelación definitiva del proyecto de construcción de la presa, lo cual mantiene bajo amenaza permanente de represión y conflicto a las comunidades afectadas.

En esta Séptima Asamblea Nacional de Afectados Ambientales, convocamos a todas las luchas socio-ambientales del país a refrendar nuestro apoyo a las comunidades afectadas por el proyecto hidroeléctrico La Parota y para exigir que se le ponga punto final, pero también, para informarnos colectivamente de la situación que cada uno vive en sus localidades y regiones, para conocer los avances de nuestra demanda colectiva contra el Estado mexicano ante el Tribunal Latinoamericano del Agua por la destrucción del sistema hídrico nacional y para iniciar el trabajo informativo y organizativo de la sesión México del Tribunal Permanente de los Pueblos, que dará comienzo en octubre de 2011.

Para leer el texto completo:

http://www.afectadosambientales.org/asamblea/s%C3%A9ptima-asamblea-nacional-de-afectados-ambientales

Blog WebMastered by All in One Webmaster.