Tag Archive for El Salto

Cultura y basura

Miguel – 12 años – pulmones / Lizbeth – 17 años – asma / Alexis – 15 años – anginas / José – 43 años – hipertensión / Juan – 73 años – insuficiencia renal / Dionisio – 66 años – piedras en el riñón / Valeria – 22 años – infección renal y quiste / Arturo – 27 años – insuficiencia renal / Rosa – 43 años – cáncer… en el sondeo rápido alrededor de la plaza de El Salto, el 17 de noviembre de 2012, hecho por lxs voluntarixs de Por nuestro río.


El templo de la Madre admirable espera con flores a una quinceañera mientras a 5 metros la capilla de velación está lista para recibir el cadáver de una persona más, caída por insuficiencia renal. A 10 metros, en la plaza municipal de El Salto, Jalisco, enfrente del edificio del ayuntamiento (intento de réplica de capitolio) se oye Calle 13 ambientando el 4to. Festival cultural por un ambiente sano, un esfuerzo de algunxs jóvenes habitantes del municipio que se organizan para mostrar alternativas de vida porque “ya es bastante triste vivir aquí”, en palabras de Sofía Enciso, quien vive en este lugar que hace 3 décadas era un atractivo turístico y prometía el “desarrollo” y el “progreso” con la llegada del corredor industrial, hoy uno de los responsable del grave daño humano (dejemos de llamarle por ahora ambiental porque bajo este término podríamos pensar sólo en pececitos y se nos podrían esconder los rostros lastimados de lxs rivereños) en la región.

Todo está como para salir corriendo pero, en vez de eso, la gente busca y hace razones y acciones para quedarse. No son muchos, pero logran llamar la atención y conseguir la solidaridad de unas 100 personas que de distintos modos cooperan para que este sencillo, simbólico y profético evento sea posible. La primera edición de este Festival se hizo con el objetivo de involucrar a la comunidad en la Asamblea Nacional de Afectados Ambientales que se realizó allí en 2009. El Festival cultural sigue para cuestionar nuestro modelo de “civilización” y dar ejemplo de que las cosas se pueden hacer de manera diferente. Lxs organizadorxs podrían dedicarse a marchar o gritar consignas, pero dedican este día a la esperanza y a asumir su parte de responsabilidad en la enfermedad y la curación del río.

Esténciles, cuadernos, tendedero de sueños, flores, cámaras fotográficas, máscaras… es lo que se aprende a hacer en los talleres del Festival, sólo con basura pepenada y limpiada por los organizadores. La queja no es la protagonista del Festival. Si fuera así, el 80% estaría destinada al sector empresarial y el otro 20% a los habitantes de la Zona Metropolitana de Guadalajara. Lxs jóvenes eligen el quizá 2% de responsabilidad que les corresponde para hacer arte con basura o, mejor dicho, para dejar de pensar que la basura es basura, “porque no es la que en realidad creemos, son esos”, dijo Germán volteando a ver el seudo-capitolio municipal, después de explicar que las autoridades no atacan los problemas importantes y a veces obstaculizan la acción ciudadana. Gustavo, de 11 años, también apela a la responsabilidad propia cuando responde “las empresas y nosotros mismos” al preguntarle por las principales causas de la contaminación en el río.

El mensaje implícito del Festival autogestivo es la conexión entre el estado de muerte del río y el consumo, de ahí que los protagonistas del evento son los ejemplos de reutilización de materiales que comúnmente echamos, sin más, al bote de la basura y luego a orillas del río (sin verlo).

También con pura basura, el Voluntariado Manos Solidarias Por nuestro río colocó el montaje: Bienvenid@ al río Santiago, una simulación de los focos contaminantes (basura municipal, tóxicos del hogar, empresas y sector agrícola) y su relación con lo que habita en el río (metales pesados ligados a enfermedades). Greenpeace recientemente publicó un estudio al respecto y estuvo presente en el Festival, como parte de su campaña de Ríos tóxicos gracias a la cual se está visibilizando de creativas y diversas formas el daño de las comunidades que se conectan con el río y las causas de este daño.

Ya lo sabemos, pero no es lo mismo saber a escuchar, tocar, oler y ver. Ya lo habíamos visto, olido y escuchado, no es lo mismo una o dos, tres o cuatro veces. Desde hace tiempo son lxs muertxs, el cáncer y el silencio, por eso mismo no deja de doler que siga siendo. ¿Cuántxs muertxs faltan para limpiar el Santiago? ¿Debemos empezar un “cuenta muertos aquí”? No son balas, pero son dosis del veneno de la omisión que igual, acumuladas, hacen sangrar, literalmente, a las personas cercanas al río.

Casi 10 años de denuncias, recomendaciones de derechos humanos voces, gritos, manifestaciones, niñxs muertxs, letras, montajes, talleres, plantas de tratamiento… y el “saneamiento” del Santiago todavía parece un digno sueño imposible.

Puedes…
ver aquí el estudio de la contaminación de la cuenca del Santiago de Greenpeace
http://www.greenpeace.org/mexico/es/Footer/Descargas/reports/Toxicos/Contaminacion-de-la-cuenca-del-Rio-Santiago/

leer la información que comparte la asociación Un Salto de Vida, de habitantes del municipio
http://limpiemoselsalto.blogspot.mx/

recordar este fotoreportaje de 2009 de la revista MAGIS, que retrata a los enfermos por el río, hoy con nuevos rostros…
http://magis.iteso.mx/node/204

Blog WebMastered by All in One Webmaster.