Tag Archive for festival

#POBREfestival2013

1044527_584091934984875_1229423786_n


¿Por qué “pobre”? Miguel Mejía, joven director del Colectivo Precaución de la colonia Las Pintas del municipio de El Salto, Jalisco, reconoce que muchas personas los han cuestionado por el nombre del festival. Marissa aclara el sentido del nombre: no hay dinero de por medio en este festival. Todo lo que ves se realiza gracias a la cooperación e integración de personas de la comunidad y algunos familiares de fuera, pero en este evento no se utiliza el dinero.

“Tiempos pasados en mentes mayores”, lema que eligieron para esta segunda edición del festival, del 20 al 22 de septiembre, apelando a la memoria histórica y a los relatos de padres y abuelos para darse cuenta de que el panorama de la colonia no siempre fue el mismo. Jesús Gómez, del colectivo, quien todavía no es padre ni abuelo, comenta que  aprendió a nadar en la presa, en la que hoy algunos nadan, sin saber a la cantidad de tóxicos a los que se exponen.

Hoy, la colonia tiene el olor putrefacto de la presa, los peores indicadores del  Índice Metropolitano de la Calidad del Aire (IMECA) en la Zona Metropolitana de Guadalajara, disminución grave de la biodiversidad y graves problemas de salud relacionados a la contaminación. Sobre algunos de estos a penas se investiga de manera independiente para ubicar causales y pruebas, por ejemplo del aumento de abortos en las mujeres de la zona.

Antes, era diferente. Y no sólo es una nostalgia de tiempos que nunca podrán volver. Se trata de la conciencia de que hubo un tiempo en donde el ambiente de no era un peligro para la vida. Se trata entonces de que los pobladores saben que no siempre fue así, que algo ocurrió y que por lo tanto pueden imaginar, organizarse y exigir un lugar para habitar en el que puedan disfrutar el paisaje, estar sanos y no tener que salir con tapabocas a la calle.

La mayoría de las personas mayores con las que platicamos, hablan del corredor industrial de El Salto como ese hecho que marco el antes y el después de la calidad de vida del pueblo.

A pesar de la poca convocatoria del festival, en contraste con el flujo de personas asistiendo a la plaza de toros a un costado, el Colectivo Precaución mantiene el ánimo arriba pues sabe que no es fácil lograr el interés de la gente en informarse sobre las condiciones del aire y del agua en la colonia, y en acercarse a conocer alternativas.

577342_584091711651564_1125954699_n

La maestra Miyuki Takahashi ofreció una charla al aire libre que concluyó dando algunas alternativas para no usar tóxicos en casa, el taller ambiental de la preparatoria no. 17 hizo una muestra de hidroponia y un colectivo de jóvenes compartió recetas veganas. De las distintas convocatorias en primarias, secundarias y preparatorias para participar en los concursos artísticos, las bandas musicales superan la capacidad del festival. Tuvieron que elegir 14 de 50. Así que música no faltó.

¿Algún mensaje para la gente que no vive en Las Pintas? “Nosotros aquí, estamos luchando, pero somos pocos, buscamos que las demás personas se den cuenta de cómo vivimos aquí en Las Pintas, porque el aire que ustedes respiran, el aire que ustedes están contaminando, se viene para acá. El agua que ustedes contaminan se viene para acá, nosotros somos como el basurero de ustedes, entonces es importante que ustedes sepan a dónde se van sus desechos. Gente como nosotros somos quienes los estamos recibiendo y que no se vale que por la culpa de otras personas estemos perdiendo la vida o estemos afectando nuestra salud. Todos somos responsables”, concluye Miguel.

7911_584091801651555_1865436942_n

 

602950_584091401651595_366462608_n

Cultura y basura

Miguel – 12 años – pulmones / Lizbeth – 17 años – asma / Alexis – 15 años – anginas / José – 43 años – hipertensión / Juan – 73 años – insuficiencia renal / Dionisio – 66 años – piedras en el riñón / Valeria – 22 años – infección renal y quiste / Arturo – 27 años – insuficiencia renal / Rosa – 43 años – cáncer… en el sondeo rápido alrededor de la plaza de El Salto, el 17 de noviembre de 2012, hecho por lxs voluntarixs de Por nuestro río.


El templo de la Madre admirable espera con flores a una quinceañera mientras a 5 metros la capilla de velación está lista para recibir el cadáver de una persona más, caída por insuficiencia renal. A 10 metros, en la plaza municipal de El Salto, Jalisco, enfrente del edificio del ayuntamiento (intento de réplica de capitolio) se oye Calle 13 ambientando el 4to. Festival cultural por un ambiente sano, un esfuerzo de algunxs jóvenes habitantes del municipio que se organizan para mostrar alternativas de vida porque “ya es bastante triste vivir aquí”, en palabras de Sofía Enciso, quien vive en este lugar que hace 3 décadas era un atractivo turístico y prometía el “desarrollo” y el “progreso” con la llegada del corredor industrial, hoy uno de los responsable del grave daño humano (dejemos de llamarle por ahora ambiental porque bajo este término podríamos pensar sólo en pececitos y se nos podrían esconder los rostros lastimados de lxs rivereños) en la región.

Todo está como para salir corriendo pero, en vez de eso, la gente busca y hace razones y acciones para quedarse. No son muchos, pero logran llamar la atención y conseguir la solidaridad de unas 100 personas que de distintos modos cooperan para que este sencillo, simbólico y profético evento sea posible. La primera edición de este Festival se hizo con el objetivo de involucrar a la comunidad en la Asamblea Nacional de Afectados Ambientales que se realizó allí en 2009. El Festival cultural sigue para cuestionar nuestro modelo de “civilización” y dar ejemplo de que las cosas se pueden hacer de manera diferente. Lxs organizadorxs podrían dedicarse a marchar o gritar consignas, pero dedican este día a la esperanza y a asumir su parte de responsabilidad en la enfermedad y la curación del río.

Esténciles, cuadernos, tendedero de sueños, flores, cámaras fotográficas, máscaras… es lo que se aprende a hacer en los talleres del Festival, sólo con basura pepenada y limpiada por los organizadores. La queja no es la protagonista del Festival. Si fuera así, el 80% estaría destinada al sector empresarial y el otro 20% a los habitantes de la Zona Metropolitana de Guadalajara. Lxs jóvenes eligen el quizá 2% de responsabilidad que les corresponde para hacer arte con basura o, mejor dicho, para dejar de pensar que la basura es basura, “porque no es la que en realidad creemos, son esos”, dijo Germán volteando a ver el seudo-capitolio municipal, después de explicar que las autoridades no atacan los problemas importantes y a veces obstaculizan la acción ciudadana. Gustavo, de 11 años, también apela a la responsabilidad propia cuando responde “las empresas y nosotros mismos” al preguntarle por las principales causas de la contaminación en el río.

El mensaje implícito del Festival autogestivo es la conexión entre el estado de muerte del río y el consumo, de ahí que los protagonistas del evento son los ejemplos de reutilización de materiales que comúnmente echamos, sin más, al bote de la basura y luego a orillas del río (sin verlo).

También con pura basura, el Voluntariado Manos Solidarias Por nuestro río colocó el montaje: Bienvenid@ al río Santiago, una simulación de los focos contaminantes (basura municipal, tóxicos del hogar, empresas y sector agrícola) y su relación con lo que habita en el río (metales pesados ligados a enfermedades). Greenpeace recientemente publicó un estudio al respecto y estuvo presente en el Festival, como parte de su campaña de Ríos tóxicos gracias a la cual se está visibilizando de creativas y diversas formas el daño de las comunidades que se conectan con el río y las causas de este daño.

Ya lo sabemos, pero no es lo mismo saber a escuchar, tocar, oler y ver. Ya lo habíamos visto, olido y escuchado, no es lo mismo una o dos, tres o cuatro veces. Desde hace tiempo son lxs muertxs, el cáncer y el silencio, por eso mismo no deja de doler que siga siendo. ¿Cuántxs muertxs faltan para limpiar el Santiago? ¿Debemos empezar un “cuenta muertos aquí”? No son balas, pero son dosis del veneno de la omisión que igual, acumuladas, hacen sangrar, literalmente, a las personas cercanas al río.

Casi 10 años de denuncias, recomendaciones de derechos humanos voces, gritos, manifestaciones, niñxs muertxs, letras, montajes, talleres, plantas de tratamiento… y el “saneamiento” del Santiago todavía parece un digno sueño imposible.

Puedes…
ver aquí el estudio de la contaminación de la cuenca del Santiago de Greenpeace
http://www.greenpeace.org/mexico/es/Footer/Descargas/reports/Toxicos/Contaminacion-de-la-cuenca-del-Rio-Santiago/

leer la información que comparte la asociación Un Salto de Vida, de habitantes del municipio
http://limpiemoselsalto.blogspot.mx/

recordar este fotoreportaje de 2009 de la revista MAGIS, que retrata a los enfermos por el río, hoy con nuevos rostros…
http://magis.iteso.mx/node/204

Blog WebMastered by All in One Webmaster.