Tag Archive for santiago

Santiago, Momentos muertos: exposición fotográfica

Invitación a la exposición fotográfica

Invitación a la exposición fotográfica. Cafetería de la Biblioteca ITESO.

El río Santiago, como parte de la cuenca hidrológica Lerma-Chapala-Santiago, nace en la laguna de Chapala y fluye atravesando varios pueblos y corredores industriales, rodeando así la Zona Metropolitana de Guadalajara. Finalmente, y después de encontrarse con un sistema de cuatro presas hidroeléctricas que lo embalsan, desemboca en la planicie costera de Nayarit.

¡El Santiago es nuestro río! No le pertenece únicamente a quienes ven, huelen y sienten de cerca y diariamente su contaminación, sino a todos los que gozamos de sus beneficios, depositamos en él nuestros desechos y sufrimos directa o indirectamente sus impactos. Por ende, tenemos responsabilidades y compromisos con nuestro río, pues comprometernos con él es comprometernos con nuestra vida.

La contaminación del río y sus consecuentes impactos ambientales, sociales y en la salud, se enmarcan dentro de una inexistente gestión integral del agua y se traducen en una larga lista de violaciones a los derechos humanos y en un severo daño ecosistémico. Por ejemplo, la primera presa después de la ciudad de Guadalajara, se encuentra azolvada debido a los desechos sin tratar que salen de la metrópoli, lo cual además de afectar la vida acuática emite gases de efecto invernadero que contribuyen al cambio climático global.

Jóvenes voluntarios con cámara en mano, detuvimos nuestra mirada alrededor del Santiago en algunos puntos de su curso: El Salto, Las Pintas y San Cristóbal de la Barranca, para capturar la contaminación en imágenes.

Si el agua refleja la cultura ¿Qué dice el río Santiago de nosotros? ¿Qué dice el olor putrefacto de nuestro río sobre la manera en la que nos estamos relacionando con lo que ha sostenido desde siempre nuestra existencia?

Mira tu cuenca, mira tu río y dinos ¿Qué te dice de ti, de nosotros? ¿Qué sabes de los seres humanos y las especies que están muriendo por tener contacto con el río que antes nos permitía la vida? El agua que nos daba vida, ahora nos da muerte ¿Qué y quiénes estamos detrás de esto?

La imagen muerta de un río que fluye,
los excesos del progreso,
pasmos de una emergencia ambiental
Pudieron ser también títulos de la exposición fotográfica que tienes de frente…
intentando mover conciencias… Por Nuestro Río.

"Pool", de Rafa Chávez.

Fotografía por Paulina B.

Fotografía por Momo.

Para ver más fotografías de la exposición, ve a la cafetería de la Biblioteca del ITESO.

Así se ve nuestro río:

Este es tu río

Así se ve nuestro río. Imagina a lo que huele. La contaminación, alimentada por la codicia, la miopía y la irresponsabilidad gubernamental, lo ha matado. No lleva más vida. Ni peces, ni nada. Y desde hace tiempo que mata a mujeres, hombres y niños. Tanto a los viejos como a los nuevos moradores. El ‘progreso’ trajo empleos (la mayoría, fugaces como las inversiones) a los habitantes. Entre los aromas, las molestias y la enfermedad se preguntan si valió la pena el trueque. Muchos creen que no. Y defienden su derecho constitucional a un medio ambiente sano y a tener opciones de desarrollo.

En un Estado menos disfuncional un puñado de funcionarios (de varias administraciones) estarían presos. No sólo por su inacción sino por gastar cientos de millones de pesos de dinero público en un proyecto inviable y absurdo. La presa de Arcediano, construida sobre este río, nos daría agua limpia, dicen. Ni las crecientes voces de académicos, pobladores, organizaciones y especialistas fueron suficientes, tampoco los llamados de la comunidad internacional. Quisieron cuadrar el círculo, desafiar las leyes naturales y burlarse de los jaliscienses. Lograron sólo esto último.

El Estado viola la Ley. ¿Qué puede el gobierno exigir a individuos? Desde el año 2000 los municipios con más de 50,000 habitantes tendrían que sanear sus aguas residuales antes de ser vertidas a los cuerpos de agua de la nación. En nuestro nombre los municipios que conforman la Zona Metropolitana de Guadalajara pagan multas y renegocian el acuerdo año tras año. Como si se tratara de la hipoteca de su casa. Esto a pesar de que los ciudadanos venimos pagando la inversión requerida. “Contribución al saneamiento”, dicen los recibos que emite el SIAPA. Una maravilla.

Los pobladores de El Salto y Juanacatlán conviven además con el impacto que generan montañas de nuestra basura que crecen a un ritmo de miles de toneladas cada día. ‘Sean pacientes. En algún lugar tiene que estar’, les dice la titular de la Secretaría estatal de medio ambiente (SEMADES). El gobernador se hace pato (y hasta eso hace mal). Las circunstancias son tales que crece el clamor por una declaratoria de emergencia ambiental para la cuenca. Ésta permitiría reconocer la gravedad del problema y por lo menos comenzar a actuar en consecuencia. Pero cual representante empresarial, el ministro nacional de medio ambiente, Juan Elvira Quesada, nos dice categóricamente que no. Podemos perder inversiones, dice. En democracia él también tendría que enfrentar juicio político. Así, las instituciones mexicanas de defensa del medio ambiente se muestran perfectamente irrelevantes. Lo mismo que quienes tienen la encomienda de la salud pública. ‘Demuestren, pobres, que el río los está matando’. Así uno y otro secretario de Salud en nuestro estado.

Welcome to Jalisco!

Conoce tu río. Haz algo.

Blog WebMastered by All in One Webmaster.